Irán seguirá reduciendo sus compromisos nucleares si Europa no toma medidas

El Ministerio de Exteriores de Irán advirtió hoy de que implementará su tercera fase de reducción de sus compromisos nucleares si los países europeos no toman «medidas prácticas» para salvar el acuerdo multilateral de 2015, después de que las partes se reunieran este domingo en Viena.

Blom

 

«Los esfuerzos diplomáticos continuarán para salvar el JCPOA (siglas en inglés del pacto de 2015) (…) Si estos esfuerzos no logran resultados, Irán dará el siguiente paso» para reducir sus compromisos, dijo el portavoz de Exteriores, Abas Musaví, en rueda de prensa.

Irán ha dejado de cumplir en dos fases algunos aspectos del JCPOA, relacionados con la cantidad y la pureza del uranio enriquecido, como reacción a las sanciones impuestas por Estados Unidos tras su retirada unilateral del pacto.

Al resto de firmantes (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), las autoridades iraníes han dado un nuevo ultimátum, que concluye a principios de septiembre, para que tomen medidas para contrarrestar las sanciones y permitir las ventas de petróleo de Irán.

Si esto ocurre, Teherán volverá a cumplir con todas sus obligaciones nucleares pero, de lo contrario, dejará de implementar otros de sus compromisos en la llamada tercera fase.

Todos estos puntos fueron abordados ayer en una reunión extraordinaria en Viena de la comisión conjunta del JCPOA, que Musaví calificó de «constructiva» pese a ciertos desacuerdos.

«Las partes europeas se opusieron al nuevo enfoque de Irán para reducir sus compromisos, y la parte iraní expresó su fuerte objeción a la falta de medidas prácticas de Europa», explicó.

El portavoz de Exteriores también señaló que Irán también protestó por «la detención de algunos iraníes en Europa y su extradición a EEUU» en relación con las sanciones.

El JCPOA limita el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales contra Irán, por lo que la retirada de EEUU lo ha debilitado seriamente.

Además de acusar a Washington de violar el acuerdo, Irán responsabilizó también ayer a Londres de impedir sus exportaciones petroleras con la retención en Gibraltar desde principios de mes del petrolero iraní «Grace 1».

Al respecto, el portavoz afirmó hoy que para Irán es «inaceptable» que un país europeo aprese uno de sus petroleros por «orden de EEUU», por lo que considera este movimiento «una violación del JCPOA».

La detención del «Grace 1» fue respondida el pasado día 19 por Irán con la captura en el estrecho de Ormuz del petrolero de bandera británica «Stena Impero», lo que ha elevado la tensión en la región, escenario de numerosos incidentes desde mayo.

 

Cactus24 29-07-19