Este sábado se celebran en Irak las primeras elecciones parlamentarias tras la derrota del Estado Islámico, en la que unos 24 millones de iraquíes han sido convocados a votar para renovar 329 diputados y el protagonista de la jornada ha sido la ausencia de violencia.

La calma observada en la mayor parte del país, exhortó al primer ministro iraquí, Haidar al Abadí, quien figura como favorito n los comicios, a levantar el toque de queda impuesto al tráfico rodado y ha reabierto el espacio aéreo y los puestos fronterizos terrestres, estas medidas fueron impuestas para evitar eventuales ataques durante la jornada electoral.

La constitución de “la perla del norte” establece, desde la proclamación de los resultados, un plazo de 90 días para la formación de un nuevo; un período que estará marcado previsiblemente por arduas negociaciones en un contexto de tensión regional por la coyuntura entre Irán y Estados Unidos.

Cactus24 12-05-18.