Ir al cine es tan bueno como hacer ejercicio, revela un estudio

Ir al cine es tan bueno como hacer ejercicio, revela un estudio
Ir a las salas de cine a disfrutar de una experiencia social no es solo cuestión de esnobismo o de nostalgia, es algo bueno para la salud. 

De acuerdo con Daily Mail, un nuevo estudio llevado a cabo por la University College de Londres reveló que ver un filme en el cine aumenta la frecuencia cardiaca tanto como hacer ejercicio suave de cardio; el cuerpo reacciona debido a lo inmerso que siente el espectador en la sala de cine, y la atención puesta en la pantalla beneficia a la mente por igual, ayudándonos a tener una mejor concentración y memoria, mientras que en la casa uno es propenso a distraerse con el celular y otros dispositivos.

Blom

 

El estudio analizó a 51 personas que vieron Aladdin, el remake live-action del clásico de Disney, y los investigadores utilizaron sensores para medir la frecuencia cardiaca y las reacciones de la piel en los espectadores. Al comparar los resultados de esa prueba con 26 personas que estuvieron leyendo la misma cantidad de tiempo, descubrieron que los primeros estuvieron 45 minutos en una “zona cardiaca sana”, entre el 40 y 80 por ciento de la frecuencia máxima. Un ser humano de 30 años tiene entre 95 y 100 latidos por minuto, mientras que un corazón durmiente oscila entre 60 y 100 latidos por minuto.

Lo que lograron 45 minutos viendo una película es lo mismo que logra el ejercicio suave de cardio, así como una caminata rápida o practicar jardinería. No parece la gran cosa, pero al tratarse de un buen rato sentados no está nada mal, y ese no es el único beneficio físico. De acuerdo con los investigadores, los corazones de las personas parecen haber estado sincronizados durante la proyección.

A pesar de lo que algunos apocalípticos aseguran, el interés de las personas por ir a los cines no ha mermado realmente, solo que en la actualidad gracias a las plataformas de streaming y muchas otras formas de conseguir películas en Internet, la gente prefiere solo pagar el boleto de cine para una cinta que sea un espectáculo visual. Esa es la razón por la que Martin Scorsese ha dicho desde hace unos meses que las salas de cine se han convertido en parques de diversiones.

Cactus24 (16-01-2020)