Interpretaba a Judas Iscariote en la Pasión de Cristo y casi muere ahorcado

Cada año y con motivo de la conmemoración de la Pasión de Jesucristo, en todo el mundo se hacen representaciones con los pasajes bíblicos que hacen alusión a los últimos días de la vida del hijo de Dios en la Semana Santa. En México, un país devoto y católico, no pueden faltar este tipo de obras aunque a veces se salgan de control como en Baca, Yucatán, donde el joven que encarnó a Judas Iscariote casi muere ahorcado, durante los ensayos previos al Viernes Santo.

Javier, junto con su grupo eclesiástico, ensayaban el momento en que Judas se arrepiente de haber traicionado y entregado a Jesús a cambio de 30 monedas de oro, cuando ocurrió el accidente.

De acuerdo con los testigos, Javier fue sujetado con la cuerda por la cintura, pero una falla en el sistema de amarre hizo que el joven cayera con todo su peso y el cordón se recorriera hasta su cuello.

Fueron casi siete segundos los que el joven de 22 años permaneció suspendido de la soga, ya que los asistentes pensaron que su desesperación formaba parte de la actuación.

Cuando los asistentes se percataron de lo que en realidad ocurría, corrieron a apoyarlo, le desataron los amarres y lo bajaron, ya en el suelo dieron los primeros auxilios y después lo trasladaron a una clínica ubicada en Mérida, la capital de Yucatán.
 

En la unidad médica atendieron a Javier y pocas horas después lo dieron de alta, por lo que ya se encuentra en su casa, reseña Infobae.

Ésta era la tercera vez que Javier daba vida a Judas Iscariote, pero tras el accidente pidió abandonar el papel definitivamente.