Intentan recuperar a Michael Schumacher con tratamiento de células madre

El siete veces campeón de la Fórmula 1, Michael Schumacher fue ingresado con gran secreto al citado hospital de París, para ser sometido a una innovadora terapia con células madre, según el diario francés “Le Parisien”.

Blom

 

El profesor Philippe Ménasché –uno de los pioneros en el uso de terapias con células madre– es quien está a cargo del tratamiento del expiloto alemán.

El diario francés explicó que las transfusiones ayudarían a que el expiloto de 50 años pueda reducir la inflamación que sufre en el cerebro.

“Le Parisien”, que citó fuentes no identificadas, dijo que Schumacher ya fue tratado al menos dos veces más en el hospital Georges-Pompidou, donde ingresó siempre bajo un nombre falso y fue atendido por un pequeño equipo de médicos.

El diario publicó una imagen de una ambulancia amarilla y azul con matrícula de Ginebra que, según dijo, llevó a Schumacher al hospital el lunes por la tarde. 

Ya en el centro de salud, fue trasladado a una unidad cardiovascular en la primera planta en una camilla y con una tela azul oscuro cubriéndole la cara y el cuerpo, apuntó. Alrededor de diez agentes de seguridad, algunos con cascos, vigilaban al paciente, se reportó.

El 29 de diciembre del 2013, Michael Schumacher estaba disfrutando de unas vacaciones familiares en los Alpes franceses. Mientras estaba esquiando junto con su hijo Mick, se introdujo en una zona de descenso donde la capa de nieve era muy delgada y había una gran presencia de rocas. 

El piloto perdió el control luego de que sus esquíes impactaron con una piedra, cayó y se golpeó el lado derecho de la cabeza fuertemente contra una roca, lo que le causó un hematoma en el cerebro. Su casco evitó un desenlace fatal, pero el accidente fue tan fuerte que debió ser evacuado rápidamente de la zona usando un helicóptero.

Los médicos que lo atendieron intentaron eliminar todos los coágulos de sangre formados en el cerebro, pero algunos permanecieron en el área afectada. Esta situación dejó al destacado deportista alemán sin la posibilidad de moverse y sin la capacidad de hablar, destaca el diario El Comercio.

La familia Schumacher ha evaluado todos los tratamientos posibles con eminencias mundiales de la medicina.