El instituto que impulsa parte de las políticas deportivas en el estado fronterizo no se salvó del hampa, pues delincuentes hurtaron la pieza encargada de la transmisión de una de las unidades de transporte adscrita a este ente, situación que deja prácticamente inoperativo el vehículo.

“Es lamentable, porque con esto le están haciendo daño al patrimonio del estado; este autobús estaba destinado al uso de los atletas y delegaciones deportivas del Táchira”, dijo Ismael Carreño, presidente del IDT.

Indicó Carreño que el hecho fue descubierto por Ramiro Vanegas, jefe de transporte del instituto, quien temprano este viernes dos de marzo se percató de la situación y fue a interponer la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, que se comprometió a evaluar el caso y emprender las respectivas investigaciones para dar con los involucrados en el delito.

Se presume que los delincuentes entraron por el costado que colinda con el Velódromo J.J. Mora, pues en la cerca perimetral había un boquete, por donde habrían sustraído la pieza. El charco de aceite de motor y las tuercas regadas de uno de los rines del vehículo fueron evidencia del laborioso robo.

El titular de la dirección de deporte del estado recordó que la sede del IDT está dentro del Complejo de la “Villa Deportiva Gran Colombia”, compuesta por cinco edificios, cuatro de ellos residenciales para atletas y entrenadores de la Escuela Nacional de Talento Deportivo, los cuales en este momento no cuenta con personal de vigilancia ni pública ni privada, por lo que está a merced de la delincuencia.

Carreño indicó que “se ha tratado de pedir seguridad a la gobernación, pero el jefe de Seguridad Ciudadana ha dicho que no pueden disponer de ningún oficial porque la Policía del Táchira sigue bajo las órdenes del poder central, por lo tanto no pueden hacer las respectivas rondas por las dependencias regionales para cuidar y preservar los bienes del estado”.

Raúl Márquez /Corresponsalía Táchira

Cactus24 (04/03/2018).