Golpes anunciaron que los presos se iban de un calabozo de Polilara

“Pun, pun” era un sonido fuerte que se escuchaba a plena 4:30 am de este domingo dentro de los calabozos de Las Clavellinas, estación de la Policía del estado Lara ubicada al este de Barquisimeto.

Dos funcionarios de Polilara que estaban de guardia corrieron para ver qué pasaba y observaron tremendo boquete en la pared que da hacia el estacionamiento del comando, pero no vieron más nada. Inmediatamente pidieron refuerzos y corrieron hacia el interior de la celdas, allí iniciaron un conteo, faltaban dos presos. Una vez que llegó el refuerzo sacaron a todos los reos y al entrar para inspeccionar observaron donde comenzaba el hueco que hicieron.

El boquete estaba en el interior de la celda y lo tapaban con un televisor que tenían los reos dentro del calabozo. Se presume que empezaron esta misma semana hacer el hueco y con cuidado lo iban tapando hasta que lograron debilitar la pared y tumbar un buen pedazo por el que salieron dos internos.

Se trata de Jorge Efraín Vandevelde Granado, de 31 años de edad, y Aarón Levid Rivero Caicedo, de 21 años de edad. El primero de los evadidos tiene cuatro antecedentes penales el último de ellos fue por una fuga de un calabozo de la comisaría de Fundalara, fue recapturado en 2017. El segundo estaba detenido por porte ilícito de arma de fuego y resistencia a la autoridad.

Ahora son prófugos de la justicia, según las fuentes policiales se tratan de dos hombres de alta peligrosidad.

Funcionarios del Cicpc Subdelegación Barquisimeto acudieron para hacer la inspección del hecho y por parte del Ministerio Público indagan sobre presuntas complicidades o responsabilidades de dichas fugas en la comisaría.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.