Gobernación de Falcón otorga Orden Monseñor Julio Urrego

Ocho representantes de la vida pastoral fueron condecorados con la Orden Monseñor Julio Urrego, en su única Clase, conferida por primera vez por la Gobernación del estado Falcón para honrar a aquellos y aquellas que brindan sus servicios en beneficio del prójimo.

Blom

 

En la Casa del Tesoro, ubicada en la Zona patrimonial de Coro, se celebró la entrega de esta distinción donde estuvo presente la secretaria general de Gobierno, Olisarith Polanco, en nombre de la gobernadora Stella Lugo; Monseñor Julio Urrego y la directora de la Oficina Regional de Información del Ejecutivo, Ana Romero.

En esta oportunidad la condecoración recayó en la hermana Maritza Flores, directora de la U.E Casa Hogar Nuestra Señora de Coromoto; Francisco Vargas, devoto cristiano y Marelis Parada, superiora general de la Congregación Hermanas Agustinas Recoleta del Corazón de Jesús.

Además se reconoció la labor de los presbíteros Hugo Delgado, de la parroquia Calabozo, Edo. Guárico; José Alberto Medina, de Nuestra Señora del Carmen en Tucacas, y Luis Manuel Guanipa, de la iglesia Santo Niño Jesús de Coro.

Los sacerdotes Ysmael Álvarez, de Dabajuro, y Pedro Daniel Jiménez, de la iglesia Cristo Resucitado de Coro, también fueron agasajados. 

De acuerdo a Olisarith Polanco, con este Orden la mandataria Stella Lugo, “quiere reconocer el mérito  de las personas e instituciones  que han contribuido a la formación, rescate y fomento  de los valores cívicos, religiosos y morales de la sociedad”.

Para Polanco, tal como lo manifiesta la gobernadora, “Julio Urrego  se ha dedicado en alma, cuerpo, corazón y vida, al servicio de los más necesitados de Falcón y de allí la importancia de crear esta Orden en su nombre“.

Señaló que estas celebraciones permiten que prevalezcan los valores y  principios de cada ciudadano y el reconocimiento a la honestidad, el trabajo responsable y  amor hacia los demás.

“No a nosotros Señor, no a nosotros, sino a ti todo el honor y toda la Gloria”, fueron las palabras emitidas por el honrado Monseñor Julio Urrego, quien invitó a los condecorados a “amar a Coro como yo la amo, que al llevarme sobre su pecho sepan que su deber es amar a esta ciudad”. 

Agradeció a la gobernante falconiana por este homenaje que, con humildad, lo llena de orgullo. “No esperaba este honor y tampoco sabía que lo merecía, pero cuando me lo dijeron me sentí y me siento más falconiano que nunca y me obliga a entregarme con todo el corazón a este pueblo que Monseñor Iturriza me legó”, dijo.

En nombre de los condecorados tuvo la palabra el párroco Luis Manuel Guanipa quien manifestó: “Julio Urrego es un misionero legado de Dios  a estas tierras de Falcón y como sacerdotes nativos sentimos la responsabilidad de seguir su legado”

ORI Falcón (16/06/2016)