Fue a comer pollo en un restaurante y encontró terrible sorpresa

Ken Hyde, de 26 años, se encontraba de paso en la ciudad británica de Manchester y decidió hacer una parada en Kentucky Fried Chicken. Cuando comenzó a degustar su comida, sintió algo raro al masticar, así que decidió escupir y lo que observó lo dejó impactado. Incrustada a la pieza se encontraba una nota de papel escrita a mano con una serie de garabatos dibujados. 

Según publicó el diario Crónica, al notar esto, quedó asqueado y fue al mostrador a emitir una queja a los empleados. El encargado de esa sucursal, lejos de ofrecerle un reembolso, le dio un cupón por siete libras (500 pesos) para gastar en el lugar.

Blom

 

Hyde, un contador del condado de Kent, habló con medios locales: «Me sorprendió y no podía creer lo que estaba viendo. Estaba disgustado para ser honesto, el papel estaba literalmente incrustado en el pollo». Pese a que el hecho sucedió hace casi un año, en estos días tomó estado público.

“Tomé fotos y me quejé en Twitter, también las envié por correo electrónico. Ellos sólo se disculparon y me dieron un cupón de £ 7 que expira en unos pocos meses”, continuó el hombre enojado, quien afirmó: «No voy a volver nunca a comer en KFC».

Cactus24 (15-11-2019)