Franco Casella denunció que existen aproximadamente 151 presos políticos militares

La SubComisión de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, presidida por el diputado, Franco Casella, recibió a familiares de militares detenidos, quiénes denunciaron las constantes torturas y violaciones de derechos humanos.

En ese sentido, Casella, denunció que actualmente existen aproximadamente 151 funcionarios del cuerpo castrense privados de libertad tras las mazmorras del régimen. “Hoy quiénes están presos son aquellos que son víctimas del odio, aquellos que no se pueden mirar a los ojos porque saben que son los verdaderos delincuentes. No los militares, esos hombres de virtud y honor que llevan un uniforme para defender a la patria. Hoy estamos con ustedes y seguiremos luchando hasta lograr la libertad”.

El parlamentario, manifestó que la exigencia por parte de la SubComisión es respeto a la Constitución y a los derechos humanos. Además, exhortó a Maduro a dejar la ideología política a un lado y trabajar en función del país.

“Esta petición no responde a ninguna bandera política, sino a la bandera de los derechos humanos que debe tener cualquier venezolano que se encuentre privado de libertad, y más, si son hombres y mujeres inocentes que sirven a la ley”.

Por su parte, Alonso Medina Roa, abogado defensor,  aseveró que los uniformados privados de libertad, pertenecen a diversos componentes de la Fuerza Armada Nacional y que han sido procesados por traición a la patria e instigación al odio. Medina Roa afirmó que en ningún de los casos existe evidencia suficiente para justificar el procedimiento jurídico.

En el mismo orden de ideas, Joselyn Carrizales, esposa del Teniente Coronel Marín Chaparro, narró los tratos crueles a los que es sometido su esposo, así como el aislamiento y el incumplimiento del debido proceso. “Pase 42 días sin saber el estado de mi esposo. No tenía que responderle a mi hijo cuando me preguntaba por su papá”.  

También intervino Ana de Torres, madre del Primer Teniente Torres Varela, quien expresó que duro al menos 11 días sin  tener información oficial de su hijo. “Supe que estaba detenido porque un día el DGCIM llegó a allanar mi casa, ese día se llevaron todo, sembraron explosivos y armas. Mi hijo es inocente, no tenía nada. No entiendo por qué le hacen esto”.

Finalmente, el diputado  Casella agradeció a la junta directiva de la Comisión de Defensa y Seguridad, a  los diputados Edgar Zambrano y Sergio Vergara, por la disposición de apoyar a la SubComisión de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, y el trabajo que se está realizando.

Cactus 24 (15/06/2018)

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.