FMV califica de irresponsable suspender la cuarentena durante el mes de diciembre

Foto AP
Suspender durante el mes de diciembre la cuarentena fue considerada por el doctor Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana, como una “gran irresponsabilidad” por parte de Nicolás Maduro, pues sin dudarlo prevé un aumento exponencial de los casos de contagio de COVID-19 y, por supuesto, el de número de fallecidos por el virus.

A juicio del vocero gremial la decisión de la Administración de Maduro demuestra su inoperancia y la falta de preocupación y consideración por el pueblo venezolano.

Blom

 

La medida, prácticamente, hace ver que se le ha puesto fin a la pandemia cuando es todo lo contrario, ya que ahora el riesgo es mayor, por cuanto si ahora se están presentando, según cifras dadas por los propios funcionarios del chavismo, aproximadamente 400 casos diarios existiendo restricciones para salir a la calle, en diciembre ese número podría superar los 3000 casos y, naturalmente, aumentar el número de fallecidos.

León Natera, quien considera que las cifras oficiales no son confiables, reiteró que no hay diagnósticos, ni pruebas, e indicó, que se están realizando muy pocas en dos o tres institutos que las practican.

Restó importancia a las declaraciones de Maduro, quien el domingo dijo que la enfermedad estaba bastante controlada, a pesar de que el 85% de la gente salía a la calle.

Al respecto, manifestó el profesional de la medicina que el 90% de los hospitales del país presentan situación de contaminación, porque han sido descuidados por las autoridades de la salud.

Reiteró que acuerdo con las cifras que lleva la Federación, han muerto 150 galenos, afectados por COVID-19, lo que indica que no existen medidas de protección para el personal sanitario en Venezuela.

Y en cuanto al anuncio de que en el país será aplicada la vacuna rusa, que Vladimir Putin ofreció al personal de las Naciones Unidas, insistió en que todavía ese producto no ha sido certificado por la Organización Mundial de la Salud.

No es una vacuna, sino una solución que todavía se encuentra en su tercera fase de experimentación y, en consecuencia, ocasiona incertidumbre, y la que no se le aplicará al pueblo ruso hasta obtener su certificación.

Cactus24/26-11-2020