España sigue «de cerca» y en contacto con la UE la situación en Venezuela

El Gobierno español informó este miércoles que está siguiendo «de cerca» la evolución de los acontecimientos en Venezuela, y lo está haciendo en contacto son sus socios de la Unión Europea (UE).

Blom

 

Fuentes del Ejecutivo español explicaron que está en contacto con los demás estados miembros de la Unión en el marco del Grupo Internacional de Contacto impulsado por el club comunitario para dialogar con todas las partes enfrentadas en Venezuela y tratar de crear condiciones para la celebración de nuevas elecciones presidenciales.

Han precisado además que «no hay novedades» en relación con la situación del dirigente opositor, Leopoldo López, quien se encuentra refugiado en la residencia del embajador español en Caracas, junto a su mujer y su hija de quince meses, aunque no ha solicitado asilo a España.

Según las fuentes, España ocupa una «posición de liderazgo» en el Grupo Internacional de Contacto, que este miércoles ha emitido un comunicado en el que reafirma su apoyo a una solución política, pacífica y democrática de la crisis venezolana, en el marco de la Constitución de ese país.

«Los acontecimientos actuales confirman la necesidad de esa solución política», añade la nota, en la que el Grupo subraya que esta crisis está agravando la situación humanitaria del pueblo venezolano.

Asimismo, expresa su firme oposición al uso de la fuerza, hace un llamamiento a la contención de los cuerpos de seguridad y subraya la necesidad de que se respeten los derechos humanos y civiles de todos los venezolanos.

«Debe restablecerse la libertad de los medios de comunicación y todos los prisioneros políticos deben ser liberados», añade el Grupo auspiciado por la UE y compuesto por países europeos y latinoamericanos, que tiene como misión crear las condiciones para que se celebren en Venezuela unas elecciones presidenciales, en línea con los estándares internacionales.

Concretamente, en el grupo participan la UE como institución y ocho de sus Estados miembros (España, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, Suecia y el Reino Unido), así como Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay por parte latinoamericana.