España dice que combatirá el bloqueo de EEUU a Cuba

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, expresó este jueves su «rechazo rotundo» al bloqueo que EEUU impone a Cuba y, en particular, a la aplicación de la ley Helms-Burton, que España «combatirá» por ser «un abuso de poder» y no ser acorde al derecho internacional por las sanciones que impone.

Blom

 

Borrell criticó con firmeza la actitud del Gobierno de Donald Trump en una conversación con periodistas en La Habana en la que hizo balance del histórico viaje de los reyes de España a Cuba, el primero de carácter bilateral de un monarca.

En las reuniones mantenidas con el Gobierno de Miguel Díaz-Canel durante la visita de Felipe VI, Borrell remarcó que uno de los asuntos principales que se abordaron fue el de las consecuencias económicas que el bloqueo de EEUU está generando en la isla.

«Vamos a llamar a las cosas por su nombre», subrayó Borrell al hablar con claridad de «bloqueo», en vez de embargo, el término usado tradicionalmente por la diplomacia española.

Tras asegurar que el Gobierno español «rechaza rotundamente» la actitud de EEUU hacia Cuba, añadió: «No aceptamos y combatiremos las medidas ultraterritoriales que tratan de imponer, porque no es acorde con el derecho internacional imponer sanciones extraterritoriales».

El bloqueo al país caribeño se endureció el pasado mes de mayo cuando Trump activó los títulos III y IV de la ley Helms-Burton, que dan vía libre a demandas contra compañías que se lucren de antiguas propiedades privadas confiscadas tras la Revolución cubana de 1959, lo que afecta a empresas españolas con negocios en el país caribeño, en especial las del sector turístico.

«Haga leyes y aplíquelas a sus ciudadanos, pero al resto del mundo es un abuso de poder que la Unión Europea ha condenado», reprendió Borrell, quien el 1 de diciembre asumirá el cargo de jefe de la diplomacia europea.

En su nueva responsabilidad, Borrell anticipó que mantendrá la línea de oposición ya establecida por Bruselas en contra de la imposición de sanciones extraterritoriales por la aplicación de ley Helms-Burton, al igual que ocurre en el caso de Irán.

«No es que conmigo llegará una línea distinta. Ya está aprobada», puntualizó el ministro español.

Sobre cómo puede la Administración de Trump tomarse las críticas de España al bloqueo, Borrell manifestó: «¿Malestar de los americanos? No les habrá hecho ninguna gracia».

No obstante, recordó que algunos medios divulgaron en las últimas semanas que EEUU iba a imponer sanciones a España por su supuesto apoyo financiero al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, lo que Borrell ha calificado de «‘fake news'» (noticia falsa).

«No sé si ese ‘fake news’ fue un pellizco de monja. Pero no tenía ninguna base, ni fundamento. El Departamento de Estado nos garantizó que era una invención. No hemos tenido ninguna declaración directa, ni indirecta», aclaró el ministro de Exteriores.

Borrell insistió en que la ley Helms-Burton supone un problema «grave» para las empresas españolas, con las que ayer, miércoles, se reunió el rey para conocer estas inquietudes.

También denunció que el bloqueo provoca impagos a las compañías españolas, cifrados en más de 300 millones de euros, por parte de las autoridades cubanas por la falta de liquidez financiera, si bien valoró que tengan «la mejor voluntad» de resolverlos.

El ministro elogió la «enorme determinación» con la que Cuba está haciendo frente a los problemas económicos que están afrontando, en especial, en lo referido al turismo, con la pérdida de casi un millón de viajeros, la suspensión de vuelos y el desabastecimiento energético.

Frente al comportamiento de Trump, Borrell contrapuso la «gran apertura» que supuso el mandato de Barack Obama al frente de la Casa Blanca, que «generó una esperanza de normalización en las relaciones económicas del mundo con Cuba» y «alivió tensiones».

También contribuyó a que el régimen cubano facilitara el negocio de los trabajadores privados o cuentapropistas, como son conocidos en la isla.

«Son la levadura del cambio, que poco a poco van generando una actitud, aunque con muchas restricciones todavía», señaló Borrell, quien destacó la coincidencia de que durante el viaje de los reyes, se hayan levantado las limitaciones para que los cuantapropistas puedan trabajar para empresas extranjeras. 

 

Cactus24 14-11-19