“Encuentran” la tumba del legendario sultán Solimán el Magnífico

Los restos de Solimán el Magnífico, el gran sultán del Imperio Otomano entre 1520 y 1566, parecen haber sido encontrados después de años, siglos, de estar desaparecidos.

“Es casi seguro”, anunció el historiador húngaro Norbert Pap, quien en la última década ha estado buscando el corazón del sultán.

En busca del corazón de Suleimán el Magnífico

Solimán o Suleimán el Magnífico perdió la vida contra todo pronóstico en septiembre de 1566 durante el asedio del castillo húngaro de Sziget.

El sultán llegó hasta allí con 100.000 de sus mejores soldados, que fueron frenados por 2.300 hombres responsables de defender la fortificación o e impedir el avance de los turcos hacia Viena, capital del imperio Austro-Húngaro por 120 años.

Solimán murió en su tienda. Su cuerpo fue llevado de regreso a Constantinopla, pero su corazón fue enterrado en la localidad de Sziget.

Ahora, el jefe del departamento de estudios de geografía política, regional y de desarrollo de la Universidad de Pecs, en Hungría, dijo que creen que la tumba se construyó en el sitio donde estaba la tienda del sultán.

Pap aseguró que han encontrado objetos, así como otras pruebas históricas, que sugieren que se trata de la tumba de Solimán.

“Todos los datos que tenemos apuntan a la misma dirección”, dijo el experto durante la presentación de los últimos hallazgos.

“Por eso decimos que es ‘con toda probabilidad’, porque no hay señales que apunten hacia otra dirección. Pero se necesita tener más elementos de confirmación, pues este es un tema muy delicado”, aclaró.

En ese septiembre de hace 449 años, los turcos otomanos finalmente se tomaron la ciudad, pero la pérdida fue tal que no volvieron a amenazar Viena.

El castillo estaba en su ruta a Viena, que el sultán anticipaba capturaría con facilidad y así allanaría el camino para la incorporación de grandes porciones de Europa occidental a sus dominios.

Pero Miklos Zrinyi, el comandante del castillo, frenó con su reducido ejército el camino de los turcos.

“No se trata sólo del corazón de Solimán, sino de la reconstrucción de cada capa de la historia y la geografía de los últimos 400 años”, le dijo Pap a la BBC en 2013.

Cuando los Habsburgo conquistaron el castillo en 1689, los serbios expulsaron a los turcos que quedaban.

Los católicos alemanes se restablecieron en el siglo XVIII.

BBC (10/12/2015).

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.