En un 60% cayó el consumo de huevos en cinco años en el país

El consumo per cápita de huevos en el país disminuyó 59,7% entre 2014 y 2019 como consecuencia de la recesión económica y de la hiperinflación que ha pulverizado el poder adquisitivo de la población venezolana, datos revelados por la Federación Nacional de Avicultura (Fenavi).

Detalla que luego de haber registrado un significativo aumento de 96,8% entre 1999 y 2014, período en el que la producción de huevos aumentó 149,3%, el consumo se desplomó de 188 unidades por habitante a un mínimo de 75,71, cifra inferior a la que existía antes de la llegada al poder de Hugo Chávez en 1999, cuando en el país no había más de 24 millones de habitantes. En ese entonces se consumía un promedio de 95,50 huevos per cápita, reitera Fenavi.

Blom

 

«El tema central es el poder adquisitivo de los que vivimos en Venezuela», afirma el médico veterinario Simón Leal Alfonzo, presidente de la Cámara de Pequeñas y Medianas Integraciones Avícolas de Venezuela (Pymi Avícola).

Pese a factores como la falta de combustible y la cuarentena por el coronavirus, que han profundizado la crisis económica que atraviesa Venezuela desde 2013, la producción de huevos aumentó 20,5% en los primeros cinco meses de 2020.

Entre enero y mayo la producción subió de 245.061.720 huevos de consumo, distribuidos en 680.727 cajas de 360 unidades cada una, a 295.362.720 huevos en 820.452 cajas.

Sin embargo, la cifra representa casi la mitad (45,58%) de la capacidad de producción que tiene el sector, que es de aproximadamente 1.800.000 cajas de huevos mensuales.

«El aumento de la producción de huevos se debe a que ha habido mayor rotación del producto», afirma el presidente de Pymi Avícola.