En avioneta y globo aerostático: Los Reyes Magos se las ingenian para llegar esquivando el coronavirus

La pandemia mundial de covid-19 no ha sido obstáculo para que los Reyes Magos lleguen a cada rincón de España con su cargamento de ilusión y regalos. Sin embargo, las restricciones impuestas para limitar la propagación del coronavirus han obligado a Melchor, Gaspar y Baltasar a sustituir su tradicional llegada en cabalgata por otras fórmulas menos multitudinarias. Y algunas de ellas son realmente innovadoras.

Blom

 

Entre las llegadas más espectaculares de los Reyes Magos a España figuran sin duda las que han tenido lugar en Sevilla y en Cáceres, donde Sus Majestades surcaron el cielo en un globo aerostático. En el caso de Sevilla, el mágico vuelo de la comitiva real de Oriente se transmitió además en directo por ‘streaming’.

También por los cielos, pero esta vez a bordo de modernos helicópteros, llegaron los tres reyes a Logroño, después de lo cual han bajado a tierra para continuar su recorrido urbano a bordo de un autobús descapotable.

De nuevo por las nubes, Sus Majestades llegarán a la ciudad de Murcia en avioneta, para continuar su viaje en otro autobús descapotable desde el que saludarán al público.

En la isla de Ibiza, Melchor, Gaspar y Baltasar hacen un recorrido por carretera, montados en coches descapotables desde los que saludarán a los lugareños por las calles, reseña Rt.

Algo parecido han hecho en Ciudad Real, donde han optado por un tren turístico que recorre un centenar de calles, para evitar que la ciudadanía tenga que concentrarse en una sola vía para verles pasar.

Las grandes ciudades recurren a los medios de comunicación
Internet, los medios de comunicación y las nuevas tecnologías son también un valioso recurso para dar la bienvenida a Sus Majestades de Oriente sin exponerse a riesgos innecesarios.

Así, Madrid renuncia este año a su tradicional y multitudinaria cabalgata y la sustituye por una gala de recepción de los Reyes Magos en el centro cultural Conde Duque, ubicado en el centro de la Ciudad. El acto se retransmite por la cadena regional pública de televisión.

Algo similar ocurre en Barcelona, a donde Sus Majestades llegaron en barco para celebrar un acto abierto al público pero con aforo limitado, que también se ofrece por diferentes cadenas regionales de televisión.