Emprendedores y “freelancers”, los nuevos escenarios de los profesionales venezolanos para sobrellevar la crisis

Foto referencial

Dicen que de las crisis surgen las mejores ideas. Y muchos venezolanos han creado negocios desde cero, aprovechando las habilidades innatas y oportunidades, para sobrellevar la economía actual.

Blom

 

Tanto amas de casa como profesionales, han dejado de lado su carrera para emprender pequeñas empresas que les garantizan ingresos superiores.

Estos negocios que a diario proliferan se han convertido en la forma de vida y sustento que ha permitido a los osados consolidar sus pequeñas empresas que frecuentemente dan a conocer desde computadoras y dispositivos electrónicos en las redes sociales.

“Siempre hay oportunidades para emprender, sobretodo en momentos de crisis como la que atraviesa Venezuela, cada quien nace con una habilidad única y debemos desarrollarla y tomar ventaja de eso”, así se expresa una emprendedora paraguanera que nunca ejerció su carrera profesional y se dedicó a la repostería.

Liseth Medina, nacida y residenciada en Punto Fijo, comenzó vendiendo tortas para costear su tesis de grado, pero al egresar de La Universidad del Zulia, guardó su título de licenciada en computación para impartir clases en una academia de inglés, con sus ahorros comenzó a elaborar tortas para el cumpleaños de su hijo, familiares y amigos, quienes la motivaron a crear su marca @chokoreto.cakes, una pastelería virtual que crece a través de las redes sociales.

Tortas caseras, cupcakes, dulces tradicionales o refinados, decoración y relleno de chocolate, es la especialidad de esta emprendedora: “Todos podemos con compromiso, esfuerzo, dedicación, disciplina y amor”, recalca la propietaria de @chokoreto.cakes  quien recomienda a los indecisos cambiar el chip con las interrogantes negativas por el de respuestas positivas: “sí funcionará, sí podré, seré exitoso”.

Los emprendimientos se van convirtiendo en la capacidad de organizar, liderar, desarrollar una idea y asumir toda la responsabilidad ante los riesgos, posibles fallas o todos los problemas que se presenten en el camino mientras el proyecto exista.

Y es que según el sociólogo y presidente de la Asociación Civil Opción Venezuela,  Dos millones y medio de venezolanos inician un emprendimiento en un lapso de 0 a 3 años, sin embargo solo una de cada diez actividades sobrevive, ya sea porque se quedan en el mercado informal o no contribuyen a la dinamización de la economía nacional.

Precisó que según el Índice Global de Emprendimiento 2014, Venezuela ocupó el puesto 112 de 130 países; en el Índice Mundial de Innovación se ubicó en la posición 122 de 143 naciones; y de acuerdo con el Índice de facilidad para hacer negocios el país está localizado en el puesto 182 de un total de 189.

Shuilios pizzas, el negocio familiar que se expande

Maddy López, Elisaul Parra, profesionales universitarios que con la venta de perros calientes y hamburguesas costearon sus estudios universitarios, al ejercer sus carreras se toparon con la realidad económica y pronto decidieron invertir sus escasos ahorros en equipos para montar una pizzería en el garaje de su casa que con perseverancia y astucia mudaron a un centro comercial con excelente ubicación en Punto Fijo.

Maddy, una de las propietarias de @shuiliospizzas, que hoy se distingue por innovar clases y formas del famoso y plato favorito de muchos, nos contó que su cuñada Eliangela Parra se sumó al equipo “No sabíamos nada sobre pizzas, solo comerlas, buscamos apoyo de personas capacitadas en el área y aprendimos todo lo que necesitábamos”, comenta la propietaria de @shuiliospizzas, quien admite que aunque al principio el negocio no generó pérdidas,  fueron reinvirtiendo las ganancias en utensilios para optimizar el servicio.

La constancia, disciplina y cuentas en orden, han comenzado a rendir frutos para estos paraguaneros que luego de consolidar su primer negocio, asumieron el reto de ser los nuevos propietarios de la @luncheríareymont, la famosa venta de empanadas de la intercomunal Ali Primera “Nuestra idea es seguir creciendo en el ramo de los alimentos y expandirnos hacia otras áreas porque la inestabilidad de la economía exige diversificar los ingresos para apoyarte en caso que tu mercado no te de ganancias en cierto momento, eso lo hemos aprendido con nuestros emprendimientos”.

Este trío de emprendedores expresan su complacencia ante la aceptación de ambos restaurantes y el mensaje es a no desmayar ante las adversidades “la clave está en el orden de la contabilidad, disciplina, perseverancia, establecer prioridades, tener claro el objetivo y que no es tener dinero de la noche a la mañana, se necesita mucha dedicación, sacrificio en un trabajo de 24 horas los 7 días de la semana, seguimos creyendo en Venezuela y su gente no dudamos que tenemos la capacidad para salir de esta crisis en corto plazo, ¡así va a ser!

El freelance, una opción flexible para el venezolano

María Fernanda Ortega es comunicadora social desde hace 9 años. Es especialista en mercadeo y publicidad, y no se limita sólo a trabajarle a una empresa, ya que la figura del “freelance” le permite manejar su tiempo y tener más libertad, con horarios flexibles y mayor potencial de ingresos.

Ortega ha aprovechado los medios digitales para sacarle provecho. Primero empezó a manejar publicidad a empresas por redes sociales y luego pasó a ser como una “project manager”, que se encarga de llevar proyectos y coordinar a un equipo de diseñadores, programadores y “community manager”.

Sin embargo, no sólo trabaja para una empresa. La experta en marketing aprovecha las opciones que hay no sólo en el país, sino con empresas extranjeras que contratan a venezolanos expertos en esta materia para llevar las redes y web.

“Ser freelance es un desafío, debes detectar nuevas oportunidades de negocio. Eres tu propio jefe y por eso debes enfocarte más. Puedes trabajar con empresas pero no a tiempo completo, tú escoges en cuáles proyectos trabajar. Además, existen medios digitales que evitan que te desplaces hasta la oficina para tu jornada de trabajo, por lo que puedes trabajar con cualquier empresa del mundo”, dijo Ortega.

“Trabajar por tu cuenta es posible. Con una buena organización del tiempo y un buen equipo, puedes lograrlo y tus ingresos serán mayores”, refirió.

Hoy en día, algunas empresas en el país han cambiado su forma de contratación. Se han vuelto más flexibles con la finalidad de que las personas puedan tener otros ingresos y de esa manera hacer que sus empleados tengan otro ingreso económico que sirva de sustento para sus familias.

Las crisis económicas pueden ser el momento ideal para iniciar negocios. Lo ideal es que analices qué necesidad hay y a partir de allí crear un producto o servicio que las cubra.

Debes entender que los inicios no son fáciles, sin embargo, la constancia y buena organización harán que los resultados sean mejores.