El Vaticano aseguró que los comentarios del papa Francisco sobre la unión civil entre personas del mismo sexo fueron sacados de contexto

El Vaticano aseguró este lunes que las palabras del Papa Francisco sobre las uniones civiles fueron sacadas de contexto y no representan una señal de cambio en la doctrina de la Iglesia Católica respecto a los homosexuales o al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Blom

 

La declaración hace referencia a un comentario supuestamente realizado en el marco de un documental estrenado días atrás -«Francesco»- que hace referencia a que “la gente homosexual tiene derecho a una familia”. “Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello”, indica en las imágenes publicadas por el director Evgeny Afineevsky. Y, en las imágenes siguientes, agrega: “Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso”.

La declaración sacudió la conversación pública, considerando que implicaba un cambio drástico en la postura de la Santa Sede. Sin embargo, el Vaticano indicó que las dos frases corresponden a entrevistas distintas y fueron unidas para que pareciera una, eliminando además el contexto y las preguntas intermedias, reseña Infobae. 

En una “nota explicativa” a sus embajadores, la Secretaría de Estado del Vaticano indica que en la primera cita, el Papa se refería al derecho de los homosexuales a ser aceptados por sus propias familias como hijos y hermanos. En el documental, las declaraciones parecían apoyar el derecho de los homosexuales a formar familias.

La segunda, en tanto, era una referencia a su postura en 2010 cuando era arzobispo de Buenos Aires y se oponía firmemente a permitir los matrimonios homosexuales. En ese marco, el entonces cardenal Jorge Bergoglio estaba a favor de extender las protecciones legales a las parejas bajo lo que se conocía en Argentina como ley de uniones civiles.

El arzobispo Franco Coppola, nuncio apostólico del Vaticano en México, publicó la guía sin firmar en su página de Facebook el domingo.

Si bien se sabía que el papa Francisco mantenía esa postura en privado, nunca había manifestado su respaldo siendo papa. Además, en 2003 la oficina doctrinal del Vaticano emitió un documento donde que prohíbe tal respaldo.

Ese documento, firmado por Benedicto XVI -predecesor de Francisco- señala que el apoyo de la Iglesia a los homosexuales “no puede llevar de ninguna manera a la aprobación de esa conducta o al reconocimiento legal de las uniones homosexuales”.

Después del estreno del documental, Afineevsky se negó a discutir el proceso de edición. Tampoco ha respondido a las solicitudes de la prensa internacional para responder sobre la última declaración del Vaticano. En una entrevista reciente, Afineevsky aseguró ante la prensa que Francisco le había hecho las declaraciones personalmente en una entrevista reciente.