El robo cobra fuerza en caso del asesinato de general Velásquez

Las investigaciones en el caso del general Félix Antonio Velásquez ocurrido el pasado sábado en la urbanización Santa Mónica de Caracas, aún se mantienen, sin embargo las mismas cobran fuerza hacia el móvil del robro, según fuentes extraoficiales.

Blom

 

Reseña El Universal de manera extraoficial que el oficial Kenderson García le pidió al supervisor agregado, Edgar Tovar Martínez, jefe de la Brigada Motorizada, su moto  Suzuki DR 650 bajo el argumento de que la utilizaría para comprar una medicina para su mamá.

Al parecer con la moto se trasladó a reunirse con Yaemil Jesús Brito, presunto autor material del homicidio del general y Santiago José Viera Escobar, Los tres son vecinos, residen en la calle San Isidro de Altavista, Catia.

Presumen que Viera y Brito abordaron la moto que les entregó Tovar y se dieron a la tarea de recorrer Santa Mónica en busca de una víctima a quien robar. Al avistar el vehículo Corsa negro del general retirado se percataron que el conductor llevaba un anillo de oro, por lo que se acercaron al auto y cuando el militar se dio cuenta que lo iban a robar trató de desenfundar su arma de fuego, fue entonces cuando los motorizados le dispararon en tres oportunidades y luego se apoderaron de la pistola de la víctima quien murió a los pocos minutos en el interior del vehículo.

Según ambos sujetos huyeron y notificaron a García lo que había ocurrido. Luego de la muerte del militar fue cuando García llegó a Polichacao para decir que le habían robado la pistola y el celular, posteriormente fue a la comisaría de Santa Mónica a hacer la denuncia.

Cuando le practicaron la autopsia al general Velásquez le extrajeron los proyectiles que fueron enviados al Balística del Cicpc donde los  plomos fueron sometidos a la prueba de comparación balística. Los expertos se percataron que proyectiles similares habían sido extraídos del cadáver de un hombre quien intentó robar a García, hacía un año, en el puente de Los Leones, El Paraíso.

En ese momento el Cicpc notificó el hecho a Polichacao e inmediatamente el organismo puso a la orden del Cicpc a García. Más tarde fue apresado Tovar porque prestó la moto.

Al parecer el único involucrado directamente en  el homicidio sería García. Una vez que el oficial fue puesto a la orden de la policía científica fue interrogado y confesó quien tenía las dos armas de fuego así como los nombres de los otros implicados quienes fueron aprehendidos.

Cactus24 (01/06/2016).