El rey de España iniciará consultas políticas el día 10 para formar Gobierno

El rey de España iniciará el próximo martes una ronda de consultas con los líderes de los partidos con representación parlamentaria para estudiar las posibilidades de nombrar a un candidato a presidente del Gobierno.

Blom

 

Las discusiones se extenderán previsiblemente durante dos días, según indicaron a Efe fuentes parlamentarias, que indicaron que la presidencia del Congreso está transmitiendo a los partidos los días y horas de las reuniones con el monarca.

Esta ronda de conversaciones comenzará, como es tradicional, por los partidos con menos diputados en el Congreso y terminarán con el actual presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista (PSOE), vencedor pero sin mayoría en las elecciones del pasado 10 de noviembre.

El inicio de las consultas es el paso siguiente a la reunión que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, mantuvo con el rey ayer en el Palacio de la Zarzuela para comunicarle oficialmente los partidos con representación en la cámara.

El objetivo de las discusiones de Felipe VI con los líderes de los partidos será determinar si hay un apoyo suficiente para designar un candidato a la investidura a presidente del Gobierno, que previsiblemente sería Pedro Sánchez.

Batet avanzó ayer tras ver al rey que hace falta convocar una sesión de investidura «con los votos asegurados», en referencia a la fallida investidura de julio pasado, cuando Sánchez no logró los votos necesarios en el Congreso, un bloqueo que acabó propiciando que las elecciones generales de abril se repitieran en noviembre pasado.

Tras esos comicios, el Partido Socialista (PSOE) de Sánchez acordó formar un gobierno de coalición con la formación izquierdista Unidas Podemos (UP), pero ambos necesitan del voto favorable de una serie de partidos regionalistas y nacionalistas, entre los que es clave el apoyo o la abstención de ERC (independentistas catalanes de izquierda).

Sin embargo, ERC dice que no acudirá a la ronda de consultas, el mismo caso de los también independentistas catalanes de la CUP y vascos de Bildu.

El objetivo inicial de Sánchez y su partido era convocar una moción de investidura en la semana del 16 al 20 de diciembre, pero la lenta marcha de las conversaciones con los partidos catalanes puede hacer que se retrase a enero, según admiten los partidos implicados. 

 

Cactus24 05-12-19