El esloveno Ceferin, un abogado con fama de íntegro para renovar la UEFA

El esloveno Aleksander Ceferin se convirtió este miércoles en el séptimo presidente de la UEFA tras su elección en el Congreso Extraordinario de la organización celebrado en Atenas, donde derrotó al holandés Michel Van Praag.

Blom

 

Ceferin obtuvo 42 votos frente a 13 de Van Praag en la primera votación celebrada en el hotel Grand Resort Lagonissi ateniense, donde se reunieron las 55 asociaciones miembro de la UEFA y respaldaron su proyecto para un mandato que acabará en el Congreso de 2019.

El nuevo presidente relevará en el cargo al francés Michel Platini, que dirigía la UEFA desde 2007 y que se vio obligado a dejar el puesto al ser fue inhabilitado por la FIFA por incumplir el Código Ético de ésta.

Platini, que había sido elegido para un tercer mandato el 24 de marzo de 2015 y trató después de optar a la presidencia de la FIFA, fue sancionado inicialmente durante ocho años el pasado octubre, pero su castigo se redujo a seis años por el Comité de Apelación de la FIFA y finalmente a cuatro por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) el último 9 de mayo.

Ceferin es un abogado de 48 años apenas conocido hace unos meses. Desde que en 2011 se hizo cargo de la Federación de Fútbol de Eslovenia (NZS) se ganó la fama de ser una persona competente y, sobre todo, íntegra.

A ello ayuda que, como abogado, ha continuado la tradición paterna de defender sin coste a víctimas sin recursos de violaciones de los derechos humanos.

Así, en 2006 representó a la familia gitana Strojan, que fue expulsada de su localidad de origen en Eslovenia por presiones de los vecinos, hecho que supuso entonces todo un escándalo político por la actitud de las autoridades.

En el programa de su candidatura, que llevaba el título de «Creando el equilibrio perfecto», Ceferin trataba de buscar la armonía entre los variados intereses de todos los miembros del fútbol europeo.

Algunos han visto en él una figura que encarna el mejor compromiso entre los intereses de los grandes clubes y las pequeñas federaciones.

Otros han interpretado su programa como un intento de reducir el poder de los grandes clubes, como Real Madrid, Barcelona o Bayern de Múnich, a favor de nombres y federaciones de menor peso.

«El mejor camino para la UEFA y su desarrollo futuro es nuestro trabajo conjunto (…), respetemos el papel de cada uno de nuestros miembros», aseguraba Ceferin en el mismo, en el que incluía la limitación de los mandatos del presidente y de los miembros de su Comité Ejecutivo.

La lucha contra los amaños y una mayor transparencia en los procesos de adjudicación de grandes torneos y finales son otros de los objetivos del abogado, especializado en derecho penal y comercial y también en la representación de deportistas y clubes deportivos.

Ceferin, que cumple un segundo mandato al frente de la federación eslovena y es miembro del Comité Legal de la UEFA y del Disciplinario de la FIFA, nació en 1967 en Grosuplje, unos veinte kilómetros al sudeste de Liubliana.

En la universidad de esta ciudad se licenció en Derecho y empezó a trabajar en una compañía jurídica de su padre, uno de los abogados más renombrados del país balcánico.

En 2005 entró en la dirección del club de fútbol sala esloveno KMN Svea Lesna Litija y del aficionado FC Ljubljana Lawyers.

En 2006 ingresó en el comité ejecutivo del Olimpija Liubliana, que a partir de entonces logró ascender de la tercera a la primera división (2009/10).

Al frente de la federación de su país ha logrado atraer más espectadores a los estadios, mejorar la cobertura de los medios y ubicar la organización en una sede nueva, moderna y bien equipada, en la localidad de Brdo pri Kranj, al norte de Liubliana.

Cerefin negó enérgicamente las acusaciones de que contaba con el apoyo del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, lo que sería contrario a la reglamentación vigente de la UEFA.

Del mismo modo descartó como totalmente falsas afirmaciones de un medio noruego de haber prometido a las federaciones escandinavas la organización de la Eurocopa 2024 o 2028, así como un puesto en la vicepresidencia de la UEFA, si apoyaban su candidatura.

Casado y padre de tres hijos, Ceferin habla de forma fluida inglés e italiano y se declara un «fanático del fútbol», deporte que ha practicado, además de baloncesto y kárate.

Su futbolista favorito es Cristiano Ronaldo y su club el Real Madrid, aunque ha admitido que «también el Barcelona es súper».

Cactus24 (14/09/2016).