El bienestar que podemos disfrutar en Paraguaná

buranofit

Cuando hablamos de bienestar, estamos bajo un concepto muy subjetivo, pero lo que sin lugar a dudas no tiene escapatoria es que para tener una vida saludable, es necesario estar sustentada en hábitos adquiridos de alimentación, ejercicio y cultivar el espíritu.

Anuncios

Y es que hablar de bienestar, es hablar de las necesidades y gustos de las personas, sin embargo, no siempre sabemos que nos gusta y que no, porque hasta ese momento no se ha tenido la oportunidad de practicarlo, y en el caso de las actividades deportivas, en nuestra península, cada día, se acrecienta las opciones que tenemos para ejercitarnos, desde disciplinas con menor a otras con mayor nivel de exigencia física y mental.

Hoy les quiero hablar del trail running, un deporte que consiste en correr fuera de pista, prefiriendo, senderos de montañas, y haciendo de cerros y montañas, el camino para cruzar y conquistar grandes zancadas entre subidas y bajadas.

Paraguaná tiene en Miguel Dávila, corredor profesional, ultra maratonista (aquellos que practican carreras de distancia de recorridos con un número mayor de kilometrajes que un maratón tradicional), un digno representante de nuestro país y quien ha dejado en alto y con mucho orgullo su origen falconiano, en competencias en países como Chile, Argentina, Ecuador, Colombia y USA, con diversidad de obstáculos y pruebas, alcanzado carreras hasta de un total de 108 kilómetros.

Y es precisamente este orgulloso paraguanero, como localmente solemos decir, que gracias a estas experiencias, él que sostiene que no tenemos nada que envidiarle a nadie, nuestros lugares son hermosos, sus montañas tienen diversidad, no sólo desde lo desértico, es mucho más allá…

Y es movido por esa pasión, que luego de un ir y venir constante a la Sierra de Falcón, como parte de su entrenamiento, empieza conjuntamente con el apoyo de la gente de la comunidad y los guardaparques de la zona de Santa Ana, a descubrir maravillas, a elaborar rutas que hoy ya van formando un compendio de experiencias como las rutas marcadas a los cerros: El Portachuelo, Cerro Colorado y El Vigía, entre otros, y es precisamente éste último, él que me motivo a escribir hoy esta columna y que cautivó mis sentidos, dejándome con las ganas de repetir, y recomendar estos lugares pocos conocidos para la mayoría de quienes habitamos Paraguana.

Esa aventura pionera, de descubrir los cerros de la península, tuvo como consecuencia que en el 2015, se realiza la primera carrera, de lo que sería el Primer Trail Paraguana, con la participación de 85 participantes, con presencia de 10 Estados, lo que motivo a organizar lo que sería el Segundo Evento, este próximo 20 de Agosto, donde 220 Participantes, con distancias de 10, 25 y 46 Kilómetros, darán lo mejor de sí, en una práctica deportiva novedosa por estos lares, pero también una maravillosa oportunidad para atraer el turismo y dar a conocer la región desde otra óptica que bien merece ser divulgada.

A la fecha más de 15 estados ya se han inscritos, la oportunidad de compartir nuestro amado Cerro Santa Ana y alrededores con otros venezolanos, amantes de la pasión y adrenalina que significa recorrer nuestras montañas, es una oportunidad imperdible, y eso lo tiene muy claro la comunidad de Santa Ana, los cuales han estado involucrado desde el inicio, dando a conocer sus raíces con actos culturales, y donde incluso un grupo de mujeres artesanas son las responsables de la elaboración de las medallas y premios, con materiales autóctonos como la arcilla y el cuero del chivo.

Apoyar estas iniciativas debe ser premisa de todos, para sus organizadores, representa labrar el camino para los que vienen, y para ello, están enfocados en aportar lo mejor de sí, en lograr que esta experiencia forme parte habitual de los grandes eventos que en el país se realizan, ser reconocidos en el mapa deportivo nacional en cuanto a este tipo de competencia se refiere, y sin lugar a dudas, fomentar lo social, cultural, turístico, histórico, en un lugar que ha sido reconocido como Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad. Y tú ¿te animas a apoyar?

¡Hasta el próximo viernes!