El barco de la pareja: Los conflictos de poder y la competencia

Hoy, con el advenimiento de relaciones de pareja más simétricas y horizontales (y menos complementarias y verticales), uno de los principales problemas de las parejas es el lidiar con los conflictos de poder y la competencia (escaladas simétricas).

Anuncios

Con frecuencia, olvidamos que con nuestra pareja somos del mismo equipo y no de equipos rivales: que estamos juntos porque nos amamos y no porque queremos someter al otro; que estamos juntos para crecer acompañados y no para destruirnos el uno al otro; que estamos juntos para colaborar entre nosotros y no para competir.

La palabra «equipo», en su sentido etimológico originario, remite a «barco»: un equipo es un conjunto de personas que se embarcan juntas en un mismo espacio y hacia un destino común.

Sucede que, para poder afianzarnos como equipo, no basta con el amor: también es necesario acordar objetivos comunes y consensuar las maneras en que ambos buscaremos alcanzar dichos objetivos.

Así mismo existen matrimonios con la antigua creencia de que el hombre tiene la responsabilidad de mantener el hogar y a su familia, y la mujer se encarga de los oficios y de cuidar los hijos. Sin embargo hemos evolucionado y eso ha cambiado.

Una de la claves en el matrimonio es que los roles en el hogar sean compartidos. Ambos trabajan y se ayudan mutuamente en los gastos, así mismo en el cuidado de los niños y los quehaceres del hogar.

La idea es  que ninguno de los dos sienta una carga extrema con  las actividades diarias.

Hoy en día hay  padres más comprometidos en la crianza de sus hijos. Existen padres que le dan de comer a sus hijos, lo bañan entre otras cosas.

Es importante la presencia y el compromiso de los padres en la crianza ya que generan un vínculo de confianza con el niño y una relación equilibrada con la mujer.

PD: Como tripulantes y pasajeros en el barco de la pareja, necesitamos definir el común destino de nuestro viaje y los roles que cada uno asumirá en la embarcación para navegar en las hermosas y a veces agitadas aguas del amor.

Cactus24 (23/09/2016).