Un total de 167 palestinos han sido asesinados y más de 18 mil resultaron heridos por el ejército israelí, desde que se inició la Gran Marcha del Retorno el pasado 30 de marzo.

Desde esa fecha, los palestinos protestan para exigir al régimen de Tel Aviv que levante el bloqueo marítimo y terrestre de Israel contra la franja de Gaza que ya se extiende por casi 12 años y demandan el derecho a regresar a las tierras palestinas ocupadas por Israel tras la Guerra de los Seis Días, en 1967.

El Ministerio de Salud de Palestina informó que el pasado viernes tres civiles fueran abatidos a tiros por las fuerzas israelíes, durante las manifestaciones en la frontera de la franja de Gaza.

Entre las víctimas hay un médico, con lo que el número total de profesionales de la salud asesinados por Israel aumenta a tres, señala el portal Prensa Latina.

El ministerio añadió que entre los 307 heridos hay 28 niños, cinco médicos y dos periodistas. Además, 70 ambulancias fueron dañadas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha señalado que el bloqueo que mantiene el gobierno de Israel contra la Franja de Gaza ha empeorado la situación sanitaria en esta región.

Desde el 2006, este territorio vive bajo un régimen de bloqueo impuesto por el gobierno de Tel Aviv, lo que ha impedido a la población el acceso a sus derechos humanos fundamentales.