Ecuador declara «amnistía migratoria» antes de aplicación de nuevas visas a venezolanos

Ecuador ha declarado una «amnistía migratoria» que exonerará de multas a todos aquellos venezolanos que no hayan regularizado hasta ahora su situación, previa aplicación dentro de 30 días de nuevas visas para acceder o permanecer en su territorio.

Blom

 

El decreto establece la amnistía para todos aquellos venezolanos que «no hayan violado las leyes del país» y que «hayan ingresado regularmente a través de los puntos de control migratorio hasta la fecha de entrada en vigencia del presente decreto ejecutivo».

Así consta en un documento de seis páginas divulgado por la dirección de comunicación de la presidencia y que está firmado con fecha del 25 de julio por el presidente Lenín Moreno, y los ministros de Exteriores, José Valencia, y de Interior, María Paula Romo.

En una rueda de prensa, la ministra explicó que se ha trabajado durante «varias semanas» en el contenido del decreto que aborda los nuevos requisitos tanto para los venezolanos que ya están en Ecuador como para los que tengan la intención de entrar en el futuro.

«Para los que no se encuentran en Ecuador se decide implementar una visa», abunda la ministra citando el reciente ejemplo de Perú.

Una visa de «residencia temporal de excepción por razones humanitarias» que entrará en vigor dentro de 30 días para dar tiempo a la ejecución del plan y que los consulados ecuatorianos en el extranjero puedan organizarse.

A los que ya están en el país, cuya cifra exacta se desconoce pero que superan los 350.000, se les concederá un proceso «preferente» para agilizar la regularización y que accedan a la visa en un proceso «gratuito» en el que sólo deberán pagar la gestión del formulario de solicitud, pero no la visa en sí.

«El proceso de regularización culminará el 31 de marzo de 2020», define el decreto presidencial.

Romo aclaró que el censo, que comenzará en «las próximas semanas», no será «obligatorio», pero recomendó a los ciudadanos venezolanos que se censen porque les ayudará a «renovar sus permisos de identidad» y regularizar su situación para que puedan acceder a servicios sociales, sanidad o educación sin ningún problema.

«Además, se están perdonando las multas migratorias que todas estas personas han acumulado», explicó la titular de Interior sobre las costosas implicaciones de no cumplimentar el proceso.

Y podrán hacerlo incluso con documentación que esté caducada un máximo de 5 años, según una petición a Ecuador del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en marzo.