Ecuador celebra su primer matrimonio entre personas del mismo sexo

La ciudad de Guayaquil  fue el escenario de la primera boda en Ecuador entre dos personas del mismo sexo, tras la aprobación del matrimonio igualitario en el país en junio.

Blom

 

Alexandra Chávez, de 41 años, y Michelle Avilés, de 23, se casaron en el Registro Civil, después de que el 9 de julio se publicara en el Registro Oficial del país el fallo de la Corte Constitucional que legalizó este tipo de uniones.

Las dos mujeres se dieron el «sí» ante una funcionaria del Registro Civil que, en medio de cámaras, representantes de colectivos LGBTI y medios de comunicación, las declaró «legalmente» casadas «en nombre de la República del Ecuador».

Las contrayentes posaron luego para las respectivas fotografías y en una de ellas se aprecia a Avilés con un ramo de flores blancas en sus manos.

Chávez, que trabaja como agente de seguridad aunque es de profesión técnico superior en promoción de sistemas, vivió cinco años en España, donde se asentó en 2002 por la crisis económica que afectaba entonces a su país.

Allí trabajó en el campo, condujo camiones y cuidó a una anciana, entre «un sinnúmero de cosas» más.

De su lado, Avilés terminó recientemente sus estudios de bachillerato y actualmente trabaja como ayudante de cocina.

Aunque no está en sus planes más próximos ampliar la familia, Chávez señaló que no quiere «adoptar sino (someterse a) una inseminación artificial», algo con lo que su ahora esposa «está de acuerdo».

La posibilidad de la adopción se perfila aún lejana en la legislación ecuatoriana porque no hay una opinión consultiva al respecto por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y hasta el mismo presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en un discurso del pasado 20 de junio, advirtió que «precautelaría» a los menores.

Tras el cambio de este jueves en sus vidas, las recién casadas volverán mañana viernes a su trabajo, aunque quisieran ir de luna de miel a la playa.