Dos variantes de coronavirus se fusionan en un «híbrido fuertemente mutado»

Los científicos han descubierto lo que ellos llaman un «híbrido fuertemente mutado» de dos variantes del SARS-CoV-2 que podría tener implicaciones para la lucha contra la pandemia global, informa New Scientist.

Blom

 

La mutación del coronavirus apareció en California después de que la cepa británica de Kent y otro linaje encontrado en EE.UU. se fusionaran dentro de una persona infectada. La nueva variante, aún sin nombre, solo se ha detectado una vez, pero los científicos temen que haya más casos.

Asimismo, los expertos están preocupados porque el hallazgo presenta mutaciones que parecen permitir que se propague más rápido y que escape de parte de la inmunidad producida por las vacunas o infecciones pasadas.

Además, según destaca RT, el híbrido fue descubierto por la científica Bette Korber en el Laboratorio Nacional de Los Alamos (Nuevo México). Recientemente, en un seminario web de la Academia de Ciencias de Nueva York, la experta aseguró que la evidencia de la combinación de dos variantes es «bastante clara» en su base de datos de genomas virales de EE.UU.

«Este tipo de evento podría permitir que el virus se haya acoplado a un virus más infeccioso con un virus más resistente», afirmó Korber.

Según el reporte, la cepa mutada se formó a partir de la variante B.1.1.7, altamente transmisible descubierta en el Reino Unido,y la variante B.1.429, hallada en California.

Los expertos estadounidenses afirman que se fusionaron en un «evento de recombinación», cuyo proceso sucede cuando dos versiones diferentes del virus infectan la misma célula y luego intercambian genes mientras se reproducen, dando lugar a una nueva variante.

Si el enunciado es confirmado por investigadores independientes, será la primera recombinación registrada en la pandemia actual.