A plena 5 de la mañana se puede observar una cola grande en las afueras de una panificadora ubicada en la calle 42 con avenida Venezuela, al oeste de Barquisimeto. Quienes están allí buscan comprar el pan diario para su consumo o para vender, pues es más económico en comparación con otros sitios.

Las personas se mantienen en el lugar aun cuando la venta inicia a las 10 de la mañana y dan números cuando ni siquiera ha salido el sol. Así fue el caso de Francisco José Laguna Rivero (63), quien viajaba constantemente desde San Felipe, estado Yaracuy para Lara. El señor es pensionado y el pan que allí adquiere lo vendía. En la misma cola se encontraba Orlando José Montes (67), dos personas que no se conocían, pero que el destino unió sus historias.

La gente estaba aglomerada en la zona y algunos observan que viene un vehículo, se trataba de un camión Ford Tritón blanco, tipo plataforma de placas A50AI2E. Su conductor venía a todo lo que daba y de forma repentina observan que este salta la isla y se monta en una acera directo hacia la panificadora. La cola que estaba se desintegró y es que todos corrieron para salvar sus vidas, pero los sexagenarios Francisco José y Orlando José no tuvieron la misma suerte, fueron arrollados por el camión Tritón.

Del vehículo desesperado se bajó el conductor. Se trataba de un jovencito y andaba con dos hombres más. Al ver lo que había hecho, agarraron sus pertenencias y se fueron corriendo.

En el lugar de los hechos Orlando José falleció de forma instantánea, presentó traumatismo generalizado y además tenía exposición de vísceras. Francisco José quedó tendido a 100 metros del cuerpo del fallecido, pero fue auxiliado y estaba con vida. Presentó fractura de tibia y fémur, por su edad no soportó y pasada una hora de ser recibido en la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto falleció.

Hasta ahora se desconoce quién es el conductor de dicho camión, pues el mismo se dio a la fuga y no ha sido ubicado. Familiares de ambos sexagenarios exigen justicia, para ellos aunque lo catalogan como un accidente de tránsito, sigue siendo un homicidio.

Corresponsalía Lara