DirecTV tras vestidores por Carlos Gutiérrez

DirecTV a simple vista es una empresa de entretenimiento global que puede ser conceptuada como inofensiva, creativa y muy útil para divertir el ocio; al fin de cuenta, una gran parte de los seres humanos en masa prefieren evaluar los resultados que analizar las causas del proceso aun cuando estos pudieran ser fatales para la salud. Un ejemplo: las bebidas gaseosas a la larga (y otras a la corta) destruye el organismo pero testarudamente se consume puesto que quien lo hace está alienado por la carga mediática (publicidad). Ese tipo de persona evalúa la bebida gaseosa por el resultado (el sabor) pero no analiza que su proceso fue diseñado para enriquecer un grupo económico. Mientras se pueda consumir se llenan los bolsillos de la primera empresa (bebida) y cuando la persona se enferma comienza a enriquecerse las industrias farmacéuticas; por eso no es extraño que sobre estas empresas siempre se encuentra un holding de inversionistas ligadas unas con otras para garantizar el ciclo hegemónico de un orden económico mundial establecido.

Asimismo funciona el sector de telecomunicaciones; DirecTV, LLC., con sede en California, EE.UU; tiene propietarias, filiales, divisiones y subsidiarias; a decir, es dueña y esclava a la vez. Pero veamos esto escaladamente: En el caso de Venezuela actúa DirecTV a través de esa antenita que se observa en muchos hogares o comercios y se proyecta en cada televisor (ese sólo es el resultado). Una empresa que nació en los años 90´s en manos del magnate republicano Stanley Stub Hubbard (propietario de Radiodifusión por Satélite de Estados Unidos «USSB» y actualmente de Hubbard Broadcasting) quien en el presente ha colaborado con la administración de Trump. El billonario Stanley comenzó en sociedad con Hughes Communications siendo ésta empresa una división de Hughes Electronics que a su vez es apéndice de General Motors.

Blom

 

Durante su inicio tuvo la cooperación de empresas como Thomson Consumer Electronics a través de la RCA; la Global Broadcast Service (GBS) y otras; todas ellas en asistencia para crear hardware, software, construcción de satélites de alta potencia y comprensión en los sistemas digitales; antenas parabólicas de nueva generación basados en tecnología militar, entre varios procesos tecnológicos. Fue en 1994 donde inicia DirecTV en latinoamérica tomando a Venezuela de prueba bajo la administración de Hughes Electronics en sociedad con el Grupo Cisneros a través de Galaxy Latín American; sociedad que terminó en el 2005 con la venta del 14,1% de las acciones de Cisneros.

Para la televisión satelital no era fácil competir con la televisión por cable por cuestiones de costos e inversión, pero otras empresas comenzaron a ver las oportunidades que no veía GM Hughes Electronics y era la imposición escalada de una clase de televisión exclusiva, donde un número de canales serían sólo exclusivos para la satelital y no para las cableras; como ejemplo HBO, FOX, algunos canales deportivos, eventos deportivos; entre otros. En el 2008 General Motors decide negociar su división de Hughes Electronics (propietario de DirecTV) con News Corporation (propietario de un conglomerado de medios de comunicación) de la mano del magnate australiano/estadounidense y republicano Rupert Murdoch (también famoso por el escándalo de los teléfonos intervenidos en Reino Unido y acusado por practicas monopolísticas) creando así el Grupo DirecTV (The DirecTV Group).

Durante la era DirecTV/News Corp.; hubo diversos arbitrajes a favor y en contra con respeto a la exclusividad de canales e inclusos periodistas deportivos que debían sólo estar bajo la plantilla de la televisión satelital; sin embargo, el magnate Murdoch decide vender el Grupo DirecTV a John C. Malone a través de Liberty Media a cambio de que Murdoch tenga accione en Liberty; algo así como «no seré dueño del becerro pero si de la vaca».

Desde el 2008 DirecTV ha impulsado la modernización de su servicio migrando a la televisora satelital de alta definición como HD y también adquiriendo diversos activos de otros proveedores de comunicación. En el 2018 la multinacional estadounidense AT&T, Inc. (American Telephone and Telegraph) con sede en Dallas, Texas EE.UU; adquiere con autorización de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) el Grupo DirecTV por la cantidad de 48.500 millones de dólares.

Hoy en día, con la nueva división reestructurada (2018) dentro de la multinacional AT&T, Inc.; DirecTV quedó bajo la división de AT&T Communications, LLC.; con sede en Dallas, Texas EE.UU; a su vez, Vrio Corp.; con sede en Fort Lauderdale, Florida EE.UU (anteriormente llamada DirecTV Latín América LLC) es quien se encarga de administrar las operaciones comerciales en diversos países de américa latina (Venezuela hasta 2020) de DirecTV; ya que Vrio es filial de AT&T Latín América Corp.; también con sede en Dallas Texas, EE.UU.

Hasta hoy DirecTV sigue siendo una empresa de AT&T, Inc.; puesto que es quien tiene la mayoría de acciones. Esta multinacional estadounidense cuyos accionistas es un conglomerado de empresas de inversión que casi nunca se sabe quiénes son; sin embargo, detrás de vestidores se juegan millones de dólares sin importar los intereses laborales y los impactos socio económicos que genere sus decisiones. También muchas medidas asumidas por sus accionistas obedecen al juego político pero siempre sacando provecho a lo económico.

En el caso de DirecTV Venezuela no fue sólo el factor político que indujo AT&T para sacarlo del aire puesto que esto únicamente fue la coyuntura; lo demás, lo mayor, fue una cuestión económica. AT&T requiere vender activos para poder salir de una deuda que ronda más de 180.000 millones de dólares sumado a un préstamo de 5.5 millones de dólares a plazo que realizó para paliar la pandemia. Una crisis financiera que atraviesa inmediatamente después de la negociación mil millonaria que hiciera para adquirir Warner Media y DirecTV, filiales que se han visto gravemente afectadas por el Covid-19 ya que ha habido un disminución significativa en la publicidad, cortes de servicio de TV paga, salas de cines cerradas y el cierre total de la producción de cine y televisión.

Para AT&T salir de DirecTV no es una cuestión fácil de decidir pero también de vender, puesto que los inversionistas hoy en día en EE.UU están moderadamente golpeados y comprar una empresa en números rojos no es tan alentador al menos que se apertura a inversionistas extranjeros.

La salida de DirecTV Venezuela fue una fuga hacia adelante puesto que al tener una compañía capitalista en una nación que abraza el socialismos no le es compatible ni conveniente y mucho menos cuando existe un control de precio justos. DirecTV sabe que en Venezuela le ha costado migrar hacia el servicio HDTV lo que le hace repensar invertir en el país Bolivariano. La sanción fue una simple excusa conveniente para decirle al gobierno revolucionario que sacaría del aire los dos canales (Globovisión y PdvsaTV); pero sabiendo que Venezuela se iba negar a tal decisión prefirieron cerrar y darles la espalda a sus trabajadores y ahorrarse todo; es decir, pasivos laborales, reenganches, facturaciones, juicio, sanciones administrativas, alquileres, vehículos, gastos operativos, inversión, nóminas, etc. Sacrificando DirecTV en Venezuela, la deuda va bajando.

Ahora bien, el compañero Mario Silva ha dicho que detrás de AT&T está la empresa ITT Inc.; con sede en Nueva York, EE.UU.; es importante saber que ésta empresa dejó de funcionar con productos de telecomunicaciones en 1989 convirtiéndose únicamente en una empresa con activos manufactureros en gestión de agua y fluido; defensa y seguridad; y hotelería. De hecho, la corporación ITT hoy en día se divide en tres empresas: «ITT Corp» quien mantiene una fusión con Starwood Hotels & Resorts Worldwide en la rama hotelera.

«ITT Hartford» cuya rama es el seguro con reconocimiento global por ser una de las compañías más rentables cuyo nombre viene adoptando The Hartford Financial Services Group, Inc.; por ITT. Y la tercera, «ITT Corporation» (antes ITT Industries), una empresa encargada de la fabricación y contratación de asuntos de defensa. Quizás el compañero Silva se dejó apasionar con aquellos documentos desclasificados cuyo libro mostró en un programa de televisión donde afirmaba la participación golpista de la empresa ITT durante la era Allende; hecho comprobados que tal multinacional estuvo inmiscuida en el golpe de estado contra el compañero Salvador Allende, de eso no hay dudas.

Pero una cosa es lo que hizo ITT en aquellos años 70´s y otra lo que está haciendo AT&T en la actualidad; mucha agua ha pasado por debajo del puente. AT&T hoy en día está administrada por varios inversionistas como The Vanguard Group Inc.; con sede en Malvern, Pensilvania, EE.UU.; una macro compañía que puede mover los hilos a empresas como Coca Cola, Apple, Ferrari, Bank of America, JP Morgan, Citigroup, Monsanto, Goldman Sachs, Exxon Mobil, Johnson & Johnson, Time Warner, entre otras; cuya familia influyente es Clifton Bogle. Otro amo (accionista) de AT&T es Blackrock Inc.; con sede en Manhattan, Nueva York, EE.UU.; esta empresa en una de las más influyente en la bolsa de Wall Street y Washington y en gran parte de Europa, desde ésta corporación en servicio financiero se han logrado los lobby políticos de la historia reciente cuyas presiones políticas han dado resultado como el control de la Reserva Federal de Estados Unidos en cuestiones para gestionar programas de estímulos financieros en los fondos cotizados manejados por parte de Blackrock Inc. Familia influyentes como Fink, Kapito, Hildebrand, Fisher, Mills, Cirelli hacen mover los hilos a empresas española como el Banco Santander, BBVA, Telefónica, Repsol, entre otras; en México cuenta con la Bolsa Mexicana de Valores México Cemex, America Móvil, la embotelladora FEMSA.

Si algo tiene razón el compañero Silva es que ITT y AT&T tienen como socio a The Vanguard Group y Blackrock que son unos de los mayores accionistas de ITT y AT&T, pero si sólo ve a ITT como el enemigo estaría exculpando a los verdaderos actores que presionan en la política para ver derrocar a la Revolución Bolivariana. Tanto como The Vanguard Group y Blackrock no les interesa conversar con ITT para tocar los hilos de AT&T ya que ITT no tiene nada que ver con AT&T pero The Vanguard Group y Blackrock si lo tienen directo con AT&T porque es su subsidiaria. Es sumamente importante identificar y ubicar a los enemigos, mirar hacia un lado donde no están es un error alarmante porque quedaría claro no saber dónde está el opuesto lo que daría a saber que anda perdi´o el compañero Silva. Creo que por esa misma senda van los compañeros de Boza con Valdez.

Cactus24/22-05-2020