Diputado trujillano acusado de corrupción se presentará ante la Asamblea Nacional

El diputado Conrado Pérez Linares anunció que «este lunes 9 de diciembre, con la frente bien en alto, sin miedo ni temor alguno, me presentaré de manera voluntaria ante la Comisión Especial de la Asamblea Nacional (AN), que ha sido designada para investigar las denuncias sobre presuntos hechos de corrupción en los que al parecer incurrieron diputados miembros de la Comisión de Contraloría de este parlamento, de la cual yo formo parte».

Blom

 

El joven político indicó que demostrará que todas las denuncias hechas en su contra «son falsas», ya que «siempre he actuado en mi vida ciudadana y parlamentaria, apegado a la Constitución Nacional, demás leyes de la República y a las normas que rigen el desempeño parlamentario», refirió.

«Tengo confianza plena en Dios y la Justicia que saldré incólume de este amargo trance en el que me he visto envuelto, a raíz de las denuncias que con suficientes pruebas presenté ante los Organismos Jurisdiccionales competentes, en contra del corrupto más grande que ha tenido este país, que no es otro que el ex presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, quien le robó al pueblo venezolano más de 30 mil millones de dólares», denunció el parlamentario.

A través de una nota de prensa, Pérez dijo que continuará investigando y denunciando la presunta corrupción que promovió Ramírez dentro de PDVSA. «He elevado mi voz desde el Parlamento Nacional, para representar con dignidad y coraje, a mi amado estado Trujillo, por eso quiero expresarle a los trujillanos que mantengo incólume mi compromiso de trabajar y luchar sin descanso por nuestro pueblo», expresó.

Para finalizar, Conrado Pérez Linares se mostró convencido que «la verdad saldrá a flote. Quien no la debe no la teme. Tengo mi conciencia limpia, porque he actuado con honestidad, transparencia y pulcritud en el ejercicio de la función parlamentaria. A quienes pretendieron lincharme moralmente a través de una feroz y despiadada campaña mediática, sin siquiera darme derecho a ejercer mi legítimo derecho a la defensa, el debido proceso y la presunción de inocencia, quiero decirles que se van a quedar con los crespos hechos, porque como dice el refrán popular: Deseos no preñan».