Diputada Salanova afirmó que la Defensoría del Pueblo viola los “Principios de París”

Karin Salanova, diputada 112 de la MUD. Caracas, 16/12/15. © Gabriel Osorio

Este martes la diputada a la Asamblea Nacional, Karin Salanova, solicitó un punto de información en la sesión ordinaria, llevada a cabo este martes, para indicar que la Defensoría del Pueblo de Venezuela se encuentra nuevamente en la Categoría B debido a la falta de «autonomía,  independencia, pluralismo, protección y en promover los derechos humanos», según el Centro de Comunicación Nacional.

Blom

 

Esta  evaluación se hace en base al cumplimiento de los llamados “Principios de París”,  los cuales fueron aprobados en la resolución número 48  el 20 de diciembre del año 1993 en una Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Actualmente las defensorías del pueblo tienen tres tipos de acreditación A, B y C, las cuales son un reconocimiento oficial que se hace a las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, cuyo criterio de otorgamiento está basado en qué tanto se respeta los “Principios de París”.

Esta acreditación se hace luego de un estudio que está a cargo del subcomité de Acreditaciones del Comité Internacional de Coordinación de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (CIC), el órgano de Naciones Unidas que supervisa y regulan la actuación de los Defensores del Pueblo en todo el mundo.

Tipos de acreditación: A, B y C:

“A” MIEMBRO VOTANTE. Cumple plenamente los principios de París.

“B” MIEMBRO OBSERVADOR. No satisface plenamente los Principios de París o la información presentada es insuficiente para tomar una decisión.

“C” NO MIEMBRO. No es conforme con los principios de París.

Salanova aseveró que en los 20 años que lleva creada la referida institución los representantes de la misma «jamás se han pronunciado a favor de los derechos humanos de los venezolanos, sino todo lo contrario», advirtió Salanova.

“Hemos visto atrocidades y barbaries cometidas por el régimen y esta institución no dice nada, un ejemplo de ello es el caso de los hospitales donde no hay medicinas y se encuentra paralizado todo lo referente a los trasplantes de órganos para los niños. Esta es una institución silente ante las solicitudes de ayuda de las personas que las necesitan y que piden se les respeten sus derechos. La Defensoría del Pueblo de Venezuela es una institución cómplice ante tanta barbarie”, dijo.

Cactus24/ 22-09-2020