Diputada Fermín a Maduro: orden de tomar empresas deben incluir las del Estado

“Las declaraciones de Nicolás Maduro arremeten directamente contra la empresa privada”, afirmó este viernes la diputada por la MUD, Yanet Fermín.

Blom

 

“La orden de Maduro es muy clara, planta parada, planta entregada al pueblo. El pueblo debe comenzar por tomar las empresas que permanecen en manos del estado burgués y que se encuentran paralizadas o generan pérdidas, como lo son Sidor  que lleva paralizada más de tres semanas y al menos tres grandes cadenas de producción de esa factoría están afectadas por escasez de insumos y repuestos, especialmente, toda la línea dedicada a la fabricación de cabillas”.

La legisladora y miembro de la comisión de política interior destacó que la directiva de Siderúrgica del Orinoco (Sidor) anunció sobre una parada general de la planta. “Recientemente la directiva de la Siderúrgica del Orinoco, Alfredo Maneiro, había  informado de una parada general extraordinaria de mantenimiento en la planta que, para delegados y trabajadores, es una manera de encubrir, la casi completa paralización de la misma, mientras las  cinco empresas del  holding del aluminio que operan en Guayana, están a punto de quiebre financiero, si el Estado venezolano no invierte por lo menos unos 6 mil millones de dólares que se necesitan para cancelar pasivos laborales y ambientales y hacer las inversiones requeridas para evitar su cierre técnico”.

Recordó que “el Estado tiene en sus manos, casi 500 empresas del rubro alimentos, que fueron expropiadas y no producen. Por ejemplo, la planta procesadora de harina de maíz Valle Guanape, del Núcleo Endógeno, en el municipio Francisco del Carmen Carvajal del Estado Anzoátegui; la cual  hoy en día opera en menos de 10% de su capacidad, por lo que muchos empleos se perdieron. Esto luego que la empresa fuera reactivada por el régimen el 24 de mayo de 2013, con una inversión que ascendía a 27 millones de bolívares con aportes del Ejecutivo Nacional”.

Reiteró que el gobierno cuenta con la mitad de las compañías que deberían producir la harina. “El Estado es dueño en este momento de 50% de las empresas que deberían producir harina de maíz, es decir, unas 12 marcas son propiedad del Estado y en el mercado solo se consigue la marca Harina Pan, distribuida por la empresa privada”.

La diputada opositora señaló que en otros rubros de alimentos, “el régimen es dueño de 70% de las empresas de café y no producen nada. Estamos importando café y por ende lo que se ha hecho es destruir el empleo venezolano, ya que el café no se consigue en el mercado nacional, porque los productores optaron por dedicarse a otra actividad, luego que la Corporación Venezolana del Café (CVC) los abandonó. No les facilitó los fertilizantes; les quitó beneficios sociales, como casas para los cafetaleros; y paga el quintal a 15.000 bolívares cuando el sector privado da 70.000 bolívares, lo que trajo como consecuencia que la cosecha nacional de 2015 y parte de 2016 fuese de 406.000 quintales, mientras que años atrás sumaba 3.000.000 de quintales”.

Fermín cuestionó al Ejecutivo nacional por no haber indemnizado el total de los montos por expropiación a los productores. “Hasta el 22 de febrero del 2012 el Estado venezolano solo había cancelado a los expropiados 11 mil 500 millones de los 34 mil millones de dólares a los que asciende la deuda total, por lo que todavía debía responder por 22 mil 500 millones de dólares, según  información del Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico (CEDICE)”.

Agregó que es lamentable que el dinero no haya sido utilizado para construir hospitales, escuelas, vialidad, infraestructura, dotación de equipos a las policías para combatir la inseguridad, mejores salarios para el policía, maestros  o brindar apoyo al trabajador del campo con ciencia y tecnología para producir los alimentos que hoy necesitan los venezolanos”.

Cactus24 (20/05/2016).