Designan a la jueza Susana Barreiros como Defensora Pública General

El Comité de Evaluación y Designación del Defensor Público General designó, en sesión ordinaria  y con mayoría de los votos de diputados oficialistas de la Asamblea Nacional, a Susana Virginia Barreiros Rodríguez como Defensora Pública General, para los próximos siete años de la Defensa Pública.

José Ávila, presidente del comité de evaluación, presentó los nombres de la propuesta que también deja como suplentes Ignacio Romero Ramírez, en primer lugar y a Carlos Alfredo Medina como segundo suplente que serán juramentados el próximo martes en la sede de la AN.

Un total de 30 postulaciones se evaluaron desde el 5 de noviembre donde se estableció la primera reunión ordinaria.

 La jueza Susana Barreiros, saltó a la palestra pública tras llevar uno de los casos más emblemáticos de la justicia venezolana: el juicio del dirigente de la derecha venezolana, Leopoldo López, siendo la encargada de leer el veredicto que dictó prisión de casi 14 años, tras los cargos de instigación pública, asociación para delinquir y daños a la infraestructura al dirigente de Voluntad Popular.

PERFIL DE BARREIROS

Susana Virginia Barreiros Rodríguez tiene 34 años, es magister en Derecho Penal por la Universidad Santa María, tiene más de 10 años en ejercicio en el Poder Judicial. 

En 2010, sustituye a la jueza María Lourdes Afiuni, luego que esta dictara una sentencia independiente a favor del hoy prófugo de la justicia, el banquero Eligio Cedeño. Desde ese instante, Barreiros queda en la dirección del juzgado de Primera Instancia del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas. 

Por sus altas competencias en el área de terrorismo, es nombrada en 2012 por el Tribunal Supremo de Justicia, junto a Ali Fabricio Paredes, como juez antiterrorista. Poco después, Paredes es destituido tras favorecer al narcotraficante Walid Makled. 

En su carrera tribunalicia, ha tenido a su cargos importantes casos de personajes vinculados a la corrupción, entre ellos los de José Nicolás Tovar Jiménez, Ramón Heraldo Paredes y Alejandro Néstor Tineo Salas, sentenciados a 18 años de cárcel por aprovechamiento ilícito de fondos públicos, estafa, falsificación de documentos en la reconocida entidad de fondo y desarrollo: Banco de Desarrollo Agropecuario (Bandagro).

 CACTUS24 (10-12-15).

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
COMPARTIR