Desde el penal de Puente Ayala encargaron la muerte de un abogado en Barcelona

En torno al asesinato del abogado José Luis Prado Vargas, de 50 años de edad, existen dos versiones. Pero la que mayor relevancia tiene es la que ofrecieron sus familiares y allegados, que su muerte la planificaron desde el centro Penitenciario José Antonio Anzoátegui, popularmente conocido como Puente Ayala.

Blom

 

Prado Vargas estaba desaparecido desde el mediodía del lunes 15 de julio cuando salió de su casa, ubicada en el conjunto residencial Isla Dorada de Lechería, municipio Urbaneja. 
Sus allegados se preocuparon porque el  profesión de Derecho, que tenía más de 30 años laborando en el Servicio Nacional de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) de Barcelona, no había retornado a su domicilio. Lo comenzaron a buscar y no lo encontraron.

Este miércoles 17 de julio en horas de la tarde los parientes de José Luis recibieron la mala noticia por parte de los policías cuando les informaron que lo habían matado a golpes en una zona boscosa de la vía hacia San Mateo.

Los dolientes manifestaron que el abogado estaba sentenciado a muerte, luego de comprar un terreno en el sector Barbacoa de Barcelona, municipio Simón Bolívar. Le exigían el pago de vacuna desde Puente Ayala pero se negaba a cancelarlo. 

La versión policial, sin embargo,  indica que Prado Vargas fue asesinado cuando se opuso al robo de su vehículo, un Mitsubishi color blanco en el cual había salido de su domicilio.

El automotor lo habrían llevado  para la zona centro del estado, específicamente en la población de Anaco para venderlo.

Investigan al pran 

Se pudo conocer que funcionarios del Eje de Investigaciones contra Homicidios del Cicpc Anzoátegui en las pesquisas desarrolladas sobre el crimen determinaron la presunta participación de Luis Alberto (31) y Luis Daniel (18), quienes fueron aprehendidos. 

Los detectives, además, investigan a Júnior Yegüez, alias “Pate Queso», quien es el pran de Puente Ayala y requieren a Elio Rafael Medina por el hecho.