Descuartizan a infanticidas en CCP de Puerto La Cruz

Los Cuerpos de Víctor Hugo Díaz (30) y Jesús Enmanuel Marchán (27) fueron hallados en el interior de cinco bolsas plásticas. Los sujetos habían sido arrestados siete días atrás por secuestro y asesinato de un pequeño de siete años en Barcelona, estado Anzoátegui.

Blom

 

Funcionarios policiales que se encontraban de guardia la noche de este jueves, contaron que se percataron de los sucedido en la celda B del centro penitenciario al filo de las 2:00 de la madrugada cuando escucharon gritos desgarradores. Los efectivos intentaron intervenir, pero los reos impidieron tal acción, pues dentro de la celda, más de 10 presidiarios sometieron a Díaz y Marchán, a quienes les cortaron pies, manos piernas, brazos, poco a poco, hasta llegar a la cabeza. Se maneja la información de que los internos obligaban a los infortunados a masticar sus propias partes desmembradas.

Se presume que el hecho se desarrolló en poco más de dos horas. Los reos depositaron los cuerpos en cinco bolsas y las entregaron a los uniformados que intentaban entrar para detener el fatal episodio.

Los fallecidos habrían secuestrado junto a Yoleida Marisela González (31), Estelita Margarita Zapata (66), un adolescente de 16 años y un niño de 10 años el pasado 7 de mayo, al hijo de un comerciante que hace vida en playa Lido, ubicada en Urbaneja.

Díaz utilizó a su hijo de 10 años para atraer al menor, luego lo llevó a la residencia de Marchán para exigir una alta suma de dinero por el rescate. Al día siguiente trasladó al infante a casa de su madre Estelita, para luego asesinarlo en un terreno baldío en el sector Cruz Verde en la capital anzoatiguense. Presuntamente, Marchán y Yoleida González presenciaron el sangriento desenlace del niño.

Habitantes del sector encontraron el cadáver del menor tras percatarse de la fetidez que emanaba. El mismo día fueron detenidos los seis involucrados.

Díaz y Marchán fueron trasladados a los calabozos de Polianzoátegui, ubicado en Puerto La Cruz. Por su parte, Yoleida y Estelita fueron remitidas al centro penitenciario del mismo cuerpo, pero el ubicado en Urbaneja. El adolescente de 16 años fue llevado a una correccional para menores, mientras que el niño de 10 años fue internado en una casa hogar en Barcelona.

José Rivero, director de Polianzoátegui, señaló que los detenidos serán aislados para evitar situaciones similares.

 

Cactus24 (20/05/2016)