Desaparece en Florida joven venezolana con autismo

Desde el pasado jueves 11 de febrero desapareció en Hollywood, en el sur de Florida, en Estados Unidos, Noemi Bolívar, de 21 años. Sus padres José y Marycel Bolívar están convencidos de que su hija está con vida.

Blom

 

El matrimonio, emigrado de Venezuela hace 26 años, dijo saber que la policía estaba buscando a su hija en un área boscosa del parque Anne Kolb Nature Center de Holywood, donde la joven, que tiene cierto grado de autismo, fue vista por última vez.

El martes, según dijo la madre a Efe, la policía fue a su casa para pedirles una prenda de Noemi con el fin de que los perros adiestrados para buscar personas pudieran seguir su rastro.

«Lamentablemente no hay novedad alguna», dijo José Bolívar, quien, al igual que su esposa, agradeció el apoyo que todo el mundo les está dando, especialmente el de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones), a la que ambos pertenecen.

El oficial de policía Christian Lata le dijo a medios locales que realizaron una batida sin resultados en esa zona con el fin de «hallar cualquier evidencia o indicación de dónde pudo estar o trasladarse».

Marycel Bolívar contó que han recibido muchas llamadas y mensajes de personas que dicen haber visto a Noemi, pero ninguna de esas pistas, que han entregado a la policía, parecía concluyente.
«Agradezco la buena intención de esas personas», dijo la madre de Noemi, que tiene otros dos hijos.

Marycel está convencida de que su hija está viva. «Hasta que no haya un cuerpo, lo creeré», indicó con entereza.

Noemi, que tiene dos hermanos más pequeños, tomó el jueves 11 de febrero un autobús para ir al Centro de Naturaleza Anne Kolb de Hollywood, donde fue vista por última vez sobre las 6 de la tarde de ese día.

Francis Verde, una amiga de la familia, dijo a Efe este martes que la joven solía ir a hacer ejercicio a ese lugar todos los días a la misma hora.

Desde allí mandó el viernes una foto a una amiga por Snapchat, agregó.
No llevaba consigo ni tarjetas de crédito ni dinero, por lo que se descarta que haya sido víctima de un robo.