Esta madrugada nuevamente la delincuencia hizo estragos en el conjunto residencial El Oasis del municipio Los Taques, varios sujetos aprovecharon la oscuridad  intentaron robar 900 metros de cable de energía eléctrica y de Cantv dejando a media comunidad sin servicio de energía eléctrica.
En Los Taques: "El Oasis" a merced de la delincuencia ante falta de patrullaje
También intentaban hurtar los pocos metros de cable de Cantv que quedan en El Oasis

Vecinos del sector manifestaron que a medianoche observaron a varios jóvenes armados con una escopeta recorriendo las calles de la segunda etapa buscando casas desocupadas para robar.

En Los Taques: "El Oasis" a merced de la delincuencia ante falta de patrullaje
Las guayas quedaron guindando y las viviendas de la segunda etapa sin electricidad

Más temprano, los mismos sujetos atracaron a un vecino que se encontraba en la parada de transporte público, le robaron sus pertenencias y lo dejaron en ropa interior.

Hace tres semanas a un residente de la calle principal de la segunda etapa le hurtaron el vehículo, “aprovecharon que la casa no tiene portón en el garaje, le sacaron el carro empujado más adelante lo encendieron y chocaron contra un poste a pocos metros de la entrada de la urbanización”.

En Los Taques: "El Oasis" a merced de la delincuencia ante falta de patrullaje

Días después de este evento, dos sujetos intentaron robarle el teléfono a una estudiante universitaria pero la joven forcejeó con los delincuentes para salvar sus pertenencias.

La semana pasada hurtaron nuevamente en la Escuela Nacional Bolivariana “El Oasis”  de donde sustrajeron las láminas del techo de los salones, previamente habían robado acondicionadores de aires, computadoras, cableados eléctricos, consolas, parte del techo, tanques de agua, bombas, equipos de cocina, motores de nevera entre otros objetos.

En Los Taques: "El Oasis" a merced de la delincuencia ante falta de patrullaje
En este estado está el techo de los salones de la escuela

Los afectados aseguran que los delincuentes son residentes del mismo sector, incluso algunos estarían plenamente identificados por los mismos vecinos quienes para evitar represalias se abstienen de denunciarlos formalmente ante los organismos de seguridad.

Los afectados reclaman al alcalde José Luis Iglesias que gestione patrullaje y vigilancia permanente, en la entrada a la urbanización hay una caseta policial desde hace varios años inoperativa y a escasos tres kilómetros en la estación de servicio “Las Auras” hay un punto de control donde permanecen las 24 horas al menos 15 efectivos.

Cactus24 03-11-17

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.