Decapitaron a un hombre por mostrar caricaturas de Mahoma al norte de París

Police stand at cordoned-off area during an outing ordered by an investigating judge for French serial killer Michel Fourniret and his ex-wife Monique Olivier, at the scene where Fourniret is accused to have kidnapped nine-year-old Estelle Mouzin in 2003, before sequestering and killing her, on October 15, 2020, in Guermantes, east of Paris. - Olivier in November 2019 said her ex-husband kidnapped, raped and killed the schoolgirl who disappeared 17 years ago, renewing hopes of finding a body in one of France's most notorious unsolved cases, and prompting Fourniret's confession in March. The aim of the onsite visit is to rekindle the memories of the 78-year-old serial killer, whose convoluted statements and memory problems complicate the investigators' task. Fourniret, jailed for life in May 2008 for the murder of seven girls and young women, has been charged over the disappearance of Estelle Mouzin (Photo by Lucas BARIOULET / AFP)

Un hombre fue decapitado este viernes por la tarde cerca de París y su presunto agresor fue abatido por la policía, dijo la fiscalía nacional antiterrorista, que investiga el caso. Los hechos ocurrieron cerca de una escuela, según fuentes policiales.

Blom

 

La fiscalía nacional antiterrorista abrió una investigación por “asesinato en conexión con una empresa terrorista” y “asociación criminal terrorista”.

La policía de la localidad de Conflans Saint-Honorine, a unos 50 kilómetros al noroeste de París, fue alertada por la presencia de un individuo sospechoso que merodeaba por una escuela, indicó la fiscalía.

Al llegar, la policía descubrió a la víctima decapitada a 200 metros de la escuela. Trataron de detener a un hombre que llevaba un cuchillo, pero éste los amenazó, por lo que los agentes le dispararon. Minutos más tarde, las autoridades informaron que el sospechoso murió como consecuencia de sus heridas. Poco después, el atacante fue identificado como una persona de nacionalidad argelina, de 48 años.

Se estableció un perímetro de seguridad y se llamó al servicio de desminado ante la sospecha de que el hombre llevara un chaleco explosivo. Autoridades policiales aconsejaron a los ciudadanos evitar acercarse al área.

De acuerdo a Infobae, según los primeros elementos de la investigación, siguiendo al periódico Le Parisien, la víctima decapitada era un profesor de historia y el autor del crimen el padre de un alumno. Este medio consignó que la víctima había dado recientemente una lección a sus alumnos sobre la libertad de expresión y había mostrado las caricaturas de Mahoma.

En tanto, fuentes policiales le indicaron a la agencia Reuters que testigos de la escena escucharon al hombre gritar “Alá es grande” al momento del hecho, y están verificando la información.