Cumarebero murió arrollado tras quedarse accidentado en Tocópero

Lo último que alcanzó a ver José Luis Ruiz fueron las luces amarillentas proyectadas por un carro de cuyo camino trató de apartarse, sin lograrlo, siendo su hijo Luis Alexander testigo del dramático arrollamiento en la carretera nacional Morón-Coro, sector El Perú de Tocópero.

José Luis, conocido cariñosamente como “Chelly”, regresaba de Valencia, estado Carabobo, donde entregó mariscos a unos clientes, dueños de restaurantes. El cumarebero vivía del comercio de estas especies y este miércoles emprendió un nuevo viaje acompañado de su hijo, pero también de un hermano, aunque este fue en una camioneta llevando la cava con los productos.

Blom

 

En lo que fue el viaje de retorno, el Ford Zephyr, blanco, placas AK090VA, comenzó a fallar y dejó atravesado y accidentado a padre e hijo en varios tramos de la carretera nacional Morón-Coro, la última vez en el sector El Perú, donde ocurrió la tragedia pasadas las ocho de la noche.

José Luis se bajó del carro con intenciones de repararlo y se cree que al no colocar ramas o al triángulo de seguridad, quedó expuesto en la oscura carretera a los conductores, entre ellos el conductor de un Toyota Yaris, gris, que se lo llevó por delante causándole múltiples fracturas y traumatismos que lo dejaron agonizando a un lado de la carretera.

El comerciante cumarebero fue trasladado al Hospital Francisco Bustamante de Cumarebo y referido al Hospital de Coro, donde murió a eso de las once de la noche. Dejó tres hijos en orfandad en la urbanización Ezequiel Zamora de Cumarebo, hacia donde regresaban cuando se accidentó y lo arrollaron mientras buscaba ser auxiliado.

El conductor de Yaris quedó detenido a orden de la Policía Nacional Bolivariana que lo pondrá a orden del Ministerio Público.

CACTUS24 05-12-19