Crean una PCR que bastará con soplar y puedes tenerla en casa

«Es una PCR como si fuera el alcoholímetro, en el que sólo tienes que soplar», asegura el investigador del Instituto Ibérico de Nanotecnología de Braga (INL) Jordi Llobet, en relación al revolucionario detector de Covid-19 que están desarrollando para que en breve pueda ser usado.

Blom

 

«La PCR se la puede hacer uno mismo en su casa» y no necesita de los bastoncillos, asegura, mientras se muestra optimista para que el dispositivo pueda usarse en el próximo año 2021.

Se trata de una de las muchas aplicaciones que tiene el proyecto «Dispositivos Nanofluídicos», una iniciativa del INL en colaboración con el Centro Tecnológico AIMEN de Pontevedra, financiado con 4.225.750,67 euros por el Programa Operativo de Cooperación Territorio España-Portugal (POCTEP), en el marco del proyecto hispanoluso «Nanoeaters».

El objetivo final, es transferir el conocimiento que desarrollan los científicos del INL para el sector empresarial ibérico y, a su vez, que redunden en beneficio para la población.

«La gracia de este nuevo dispositivo es que es portátil y el resultado te sale directamente en el móvil», explica.

Dada la urgencia por avanzar y combatir la Covid-19, el dispositivo ya está fabricado y los científicos de Braga lo están testando en el laboratorio «en una carrera contrarreloj» que iniciaron este mismo año porque se trataba de «una urgencia sanitaria».

Jordi Llobet es ingeniero electrónico y de materiales, natural de Barcelona, y llegó al INL en 2017 tras cursar su último máster en nanotecnología.

Con el proyecto de «Nanofluídicos» llevan tres años desarrollando diferentes dispositivos que sirvan para mejorar la eficiencia en campos como en el de la sanidad, la industria 4.0 o la alimentación.

«La idea es simple», explica: «creamos dispositivos de 2 por 2 centímetros mediante tecnología microelectrónica con unos canales muy pequeños por donde van a pasar los fluidos».

A su vez, para darle funcionalidad a los inventos, se han reunido en estos tres años con diferentes empresas tecnológicas españolas que les indicaron cómo debían de ser dichos dispositivos para que fueran útiles, informa EFE.

Cactus24 (01-12-2020)