Contratista colombiano lleva dos meses desaparecido en Portuguesa

El 3 de abril unos sujetos armados ingresaron a los galpones en construcción de Café Amanecer, ubicados en Araure estado Portuguesa, robaron a todos los presentes y preguntaron quien era el dueño de una camioneta Grand Cherokee azul oscura, signadas con las placas KBP 76Y.

El señor Germán Alberto Vargas Riera dio un paso adelante y respondió que era de él, los hampones de inmediato lo sometieron y se montaron en la misma con el hombre. De inmediato se avisó a funcionarios del Cicpc quienes monitoreaban a través del teléfono celular de la víctima que el vehículo agarró hacia la vía de Acarigua – Barquisimeto. Por un momento pensaron que se dirigían a Lara, pero la pista se detuvo en Sarare de forma fugaz y de allí la señal indicaba que se devolvían. Sin embargo, la pista fue perdida.

Desde entonces Vargas, de nacionalidad colombiana, ha estado cautivo. A dos meses de su desaparición su hermano Edgar Camilo Vargas, quien es comerciante y dijo vivir en el estado Miranda, pide a los cuerpos de seguridad que no desistan de la búsqueda de su Germán, pues ellos aún tienen fe de conseguirlo con vida. Hace un llamado a cualquier persona que pudiera tener información del paradero del contratista la hagan llegar a los cuerpos de seguridad. Se sienten desesperados de no saber del paradero de su ser querido.

Estuvo en la montaña

La única pista que hasta ahora han tenido de Vargas fue el 13 de abril cuando funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc de Acarigua y de la Brigada Contra Robo de esa misma Subdelegación hicieron varios allanamientos en los caseríos El Planaón, Palma Sola. En la zona alta detuvieron a dos personas, una mujer de 45 años de edad y un joven de 20 años de edad, a quienes se les encontró en su poder el teléfono celular, dos tarjetas de débito, la licencia de conducir, el certificado médico y la billetera del Vargas. Según la declaración de estas personas el hombre habría estado en esa casa por un lapso corto.

La mujer detenida sería la madre de un peligroso delincuente conocido como “El Eustiquio”, a quien señalan como líder de la organización criminal que cometió el plagio del contratista colombiano, y que se dedica al robo y hurto de vehículos, extorsión y sicariatos.

La investigación era llevada por el Cicpc, sin embargo, por su cuenta los funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) Portuguesa también comenzaron a indagar y el domingo 17 de abril en la zona alta de Araure ultimaron a José Alberto Castillo, de 23 años de edad, supuesto miembro de la banda de “El Eustiquio” y de quien indicaron estaba involucrado en el rapto. Desde ese momento no se supo más nada sobre el hecho.

Siguen pasando los días y hoy ni el Cicpc, ni el Conas dan pista de lo sucedido y siguen sin rastro de la víctima.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.