Continúa el drama para dar sepultura a los fallecidos en Guayaquil

Una mujer de 82 años que falleció el miércoles pasado por problemas cardíacos aun continuaba ayer en la sala de su casa, dijeron sus familiares. Ellos no encontraron forma de enterrarla porque el sistema está colapsado por muertes a causa del COVID-19 y por enfermedades crónicas que se complicaron durante la crisis sanitaria que vive Ecuador y principalmente la ciudad de Guayaquil.
 

El hijo de la mujer explicó que llamaron al ECU911, a la Policía y a los números habilitados para el levantamiento, pero no encontraron solución.

Blom

 

El día viernes, cuando ya el cuerpo empezó a emanar olores putrefactos, la familia tuvo que dejar la vivienda porque era imposible respirar allí y correr el riesgo de adquirir otras enfermedades.

Este es el drama que aún viven las familias en Guayaquil, a quienes el luto pasa por alto ante tantos trámites para poder darles sepultura a los suyos.

Otro caso se reportó el sábado. Familiares de Jorge Mejía, de 31 años, que murió por COVID-19 en su casa, llamaron al ECU911 y les contestaron en la central de Manabí.

“La llamada salta a otra provincia, lo hemos hecho varias veces. Nos dicen que la central de aquí está abarrotada”, dijo una tía del fallecido.

El hermano del difunto víctima contó que la semana pasada perdió a su papá en la misma casa, que él también pasó lo mismo y luego su hermano, que falleció el sábado. Ahora teme por la vida de su hermana con discapacidad, su madre adulta mayor y su niña de 6 años. Él es padre soltero. //Información del diario  El Universo de Ecuador.

Cactus24/ 06-04-2020