Conozca de qué trata la Carta Democrática invocada para Venezuela

La Carta Democrática Interamericana aprobada en 11 de septiembre de 2001, es un instrumento que procura el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática, y es procedente cuando se rompe o altera el orden democrático en un Estado miembro, lo que constituye «un obstáculo insuperable» por lo que como último recurso se limitará la participación de su gobierno en las diversas instancias de la OEA.

Blom

 

Los gobernantes de cada país democrático que pertenezca a la OEA, está comprometido a reconocer la dignidad humana, recogiendo los aportes de la carta de la OEA para su aplicación, con la finalidad de atender a la demanda de la población por el derecho a la democracia.

No corresponde a un tratado, más bien a una resolución ya que fue creada como una herramienta de actualización e interpretación de la Carta Fundacional de la OEA, con la finalidad de mantener el derecho internacional.

Recurriendo al artículo 20, Luis Almagro invocó la Carta Democrática Interamericana, para solicitar la convocatoria del Consejo Permanente de la OEA, donde los 34 países miembros examinarían el estado de la democracia venezolana, sometiendo a votaciones donde cada embajador mostrará su postura.

Se decidirá esa “alteración” por una mayoría de votos a favor en contra. Uno de los redactores de la Carta y quien actualmente desempeña como secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi, estima que tal decisión es meramente política, según explicó EFE.

Si la mayoría se expresa a favor de la alteración a la institucionalidad democrática, el Consejo podría aprobar varios tipos de medidas, entre las cuales estaría la posibilidad de gestiones democráticas, con el fin de que esta sea restablecida.

De no obtenerse los resultados esperados o de considerar que el caso es urgente, el Consejo está en la potestad de convocar una Asamblea General extraordinaria, necesitando para esto, solo dos tercios de los votos por parte de los embajadores.

Allí, se pueden retomar los intentos para las gestiones diplomáticas, la decisión de poder suspender la pertenencia del Estado venezolano en la OEA podría ser tomada por dos tercios de los diplomáticos si creen que se ha roto el orden democrático.

De aplicarse esta, existiría la posibilidad de que Venezuela se convierta en cuestión de días en el primer país al que se le aplica la Carta Democrática Interamericana en contra de la voluntad de su Gobierno en los 15 años de historia de este instrumento, cuya última consecuencia es la suspensión de su pertenencia a la OEA, reseña EFE.

Cactus24 (31/05/2016).