Comerciantes y gobierno discuten reforma parcial de la ordenanza de recaudación de impuestos municipales

Una  reforma a la ordenanza de recaudación de impuestos municipales prevé aumentar las multas y el mínimo tributable en Carirubana al pago de 100 unidades tributarias. Los comerciantes y el gobierno municipal intentan llegar a un acuerdo ya que existen discrepancias en este incremento porque actualmente representa la cancelación de 10 UT a razón de Bs. 177,00.

Esto representaría un aproximado de Bs. 17.000 anual para las empresas que incurran en faltas como la evasión de impuestos o doble contabilidad, así como a los puestos de comida rápida que ocupan espacios públicos y que actualmente poseen un permiso provisional con el cual cancelan impuestos trimestralmente a la alcaldía.

El concejal Jairo Morles, presidente de la comisión que estudia la Reforma parcial de la Ordenanza de Impuesto sobre actividades económicas de Industria, comercio, servicios o de índole similar, con la finalidad de actualizar el proceso de recaudación de Impuestos, aseguró que la municipalidad requiere optimizar la cobranza de los impuestos para destinarlos a obras de interés social como la mejora y mantenimiento de la flota de transporte escolar municipal, camiones cisternas y otros.

La comisión ha recibido observaciones de los comerciantes de la localidad representados por la Cámara de Comercio e Industrias de Paraguaná  y del movimiento de cooperativas con el fin de tomar en cuenta sus planteamientos.

Esta reforma toca 14 de los 500 renglones de empresas, las faltas se aplicarán con mayor rigurosidad a aquellas que evadan impuestos, aquellas que no emiten facturas a pesar que cobran el impuesto a los clientes por sus productos y no declaran “esto es apropiación indebida y es un delito”. La alcaldía tiene conocimiento que existen 3.500 empresas que declaran impuestos con un mínimo tributable con base a Bs. 0.

Señaló Morles, que “el mínimo tributable también se le aplica a las empresas que han cerrado y quieran abrir y las que no hayan declarado y quieran mantener puertas abiertas deben pagar bs. 17 .000 al año.

El economista Argenis Loaiza, director general de la alcaldía estima que con  estas acciones no se está afectando al gran cumulo de empresas porque la mayoría generalmente relacionan sus ventas en función de cálculos con una alícuota básica, esto va más que todo a empresas de tipo industrial, contratistas, y las de explotación gasífera, porque trabajan con divisas y para el estado.

Por su parte Fernando Martínez, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Paraguaná Cacoinpar , manifestó que están de acuerdo y consientes de la gestión municipal en aras actualizar sus niveles de finanzas para satisfacer las necesidades del pueblo, sin embargo difiere en la intención de incremento del mínimo tributario “estamos de acuerdo si hay racionalidad, si no se toman las consideraciones de lo que será el impacto final podría haber una mayor recesión económica, hay que revisar los elementos de fondo, el rezago de la UT que apenas tuvo un incremento del 18 % mientras la inflación fue de 180 % y si en el 2016 se sincera y la inflación llega a tres dígitos el incremento será mucho mayor, esto tendrá un impacto fuerte en las actividades y recaudación del municipio es lo que visualizamos y no queremos que ocurra”, aseveró Martínez.

En representación del gremio comerciante, Propone que el consejo nacional de alcaldías incida en el  consejo federal de gobierno y se solicite al régimen tributario nacional que sincere o tome en consideración esta situación, ya que otro punto de la ordenanza que les preocupa es la aplicación de  los mínimos tributarios para las sanciones, las cuales   se están llevando de 25 UT hasta un máximo de 10 mil UT, lo que considera  debe tipificarse para evitar que dado el enorme vacío existente para sancionar a las empresas que incurren en faltas, muchas empresas podrían pagar justos por pecadores.

Por su parte Gilberto Martínez, especialista en el área tributaria, directivo y consultor jurídico de Cacoinpar aseguró no estar totalmente convencido que solo afecte a las que declaren en cero y citó el caso  de minimercados, panaderías y carnicerías que tengan un bajo ingreso mensual porque resultarían seriamente afectadas pagando el mínimo tributario a Bs. 17 mil trimestral.

 

Cactus24 (26/05/2016).