Cinco cadáveres del motín de Fénix podrían ser enterrados en fosas comunes

Karina Peraza Rodríguez / Corresponsalía Lara

Cinco cuerpos de privados de libertad permanecen desde hace cuatro días en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, estado Lara. Estos podrían ser enterrados en fosas comunes.

El pasado jueves se registró un motín en la Comunidad Penitenciaria de Fénix Lara, ubicada al norte de la ciudad, donde 11 personas fueron asesinadas, entre ellos dos custodios penitenciarios y nueve reos. Hasta ahora de los 11 cadáveres han sido retirados 6, a quienes ya les dieron cristiana sepultura. Los primeros en salir de la morgue fueron los cuerpos de los custodios Yender Ramón León Ruiz (26) y Anderson Javier Rivero Parada (23).

Posteriormente identificaron a los reclusos Yorbi José Silva Ramos (25) y Carlos Luis Viscaya (26), ambos del sur de Barquisimeto, además de Darwin Rafael Caro Arteaga (38), “El Caro”, era de San Felipe, estado Yaracuy y Richard David Ibarra Arévalo (44) de Puerto Cabello, estado Carabobo. Ya sus cuerpos fueron entregados, pero aún en la morgue permanecen cinco cadáveres a los que no le han llegado familiares y que reposan fuera de las cavas, pues ninguna sirve, por lo que dichos cuerpos se están descomponiendo con el pasar de los días y en caso que no lleguen sus seres queridos podrían ser enterrados en fosas comunes. Para los trabajadores del centro asistencial es peligroso mantenerlos porque pueden generar una contaminación.

Desde el Eje de Homicidios del Cicpc Lara tienen las posibles identidades de esos cinco reclusos, ya que algunos habrían sido identificados a través del sistema Afis, donde hacen las comparaciones de las huellas y según estos serían las identidades de esas cinco víctimas:

1-            Yorbys Antonio Sevilla Cuervas (24)

2-            Luis Alejandro García Vásquez (27)

3-            Junior Delfín Mendoza Adames (27)

4-            Iván Dario Nieves Muñoz (24)

5-            Yoander José Colmenárez Colmenárez (24)

A ellos no le han llegado sus parientes, los expedientes de al menos cuatro son por el estado Lara. Solo el de Luis Alejandro que indica es de Yaracuy.

Mientras en las afueras del penal siguen pernoctando las madres de algunos reclusos porque tampoco saben de su familia desde hace cuatro días. No les han dado la ansiada llamada y nadie les da información. Una de las madres que es defensora de los Derechos Humanos no se quiso identificar por temor a represalias contra su hijo, pero considera injusto que los cuerpos sean enterrados en fosas comunes porque se supone que los reos están bajo la tutela del Estado y ellos deberían por lo menos llamar a los familiares e informarles si su pariente es uno de los fallecidos en el motín.

 

 

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.