CICPC le tumbó la logística y un secuestro a Santanita

Foto cortesía
Seis muertos, tres detenidos, dos robos resueltos y un secuestro frustrado, fue la acción de 9 días de actuación de diversos grupos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) Lara en contra de la banda de Josué Ángel Santana, de 28 años de edad, conocido como “Santanita”.

“Santanita” acusado de ser autor del secuestro y muerte de un comerciante árabe en el mes de enero en la ciudad de Barquisimeto y quien agarró más fuerza luego que se dio a conocer en unos videos donde amenazaba a dueños de concesionarios con lanzarles explosivos si no les pagaban.

Blom

 

Dichas amenazas fueron cumplidas por “Santanita”, al menos cinco artefactos explosivos fueron lanzados en la ciudad y desde entonces la orden por parte de Douglas Rico era capturar  y desmantelar esa banda.

En el mes de junio la División de Secuestro y Antiextorsión del CICPC Lara, había ejecutado varios procedimientos donde 7 personas involucradas con “Santanita” murieron en presuntos enfrentamientos. A pesar de esto nada paraba al líder de esta banda que desde que inició su búsqueda se fue de la región.

Foto cortesía

Iban por el hijo de un productor

Funcionarios de la División Antiextorsión y Secuestro, Eje de Vehículos y Subdelegación de Quíbor se aliaron y es que según información policial cada brigada seguía un caso, pero llegó un momento que todo se unió; se trataba de toda una logística de “Santanita” para lo que sería la ejecución de un secuestro en contra del hijo de un productor en el municipio Jiménez, el mismo sería ejecutado esta semana de flexibilización, pero fueron descubiertos.

Todo comenzó  con el robo de unas semillas valoradas  en 15 mil dólares, así mismo se robaron un Chevrolet Aveo azul en Barquisimeto. En la búsqueda del  vehículo, el viernes 17 de julio en un presunto enfrentamiento murió  José Damián Hernández Mendoza, de 35 años de edad, ese día incautaron armas largas, algunas prendas de uniformes de FAES y escaparon dos.

El lunes 21 de julio en otro presunto enfrentamiento falleció en Quíbor, William Jesús Barrios Freitez, de 28 años de edad, conocido como “Chuchú” quien era preso del Internado Judicial de Tocorón en Aragua y salía a delinquir él era mano derecha de “Santanita”.

Las semillas robadas serían vendidas, el dinero usado como gastos para todo lo que sería el secuestro, el vehículo también era parte de esa logística para la movilización, indicó una fuente allegada a la investigación. “Santanita” al saber que su mano derecha lo habían matado, decidió mandar a buscar al resto de los integrantes de su banda que tenía instalados en el municipio Jiménez.

Los funcionarios del cuerpo detectivescos que estaban trabajando juntos el viernes 24 de julio obtuvieron la información que sería el día que los iban a rescatar y se dividieron en horas de la madrugada a eso de la 1 de la mañana llegaron a una vivienda en el sector Raíces Caroreña, del barrio El Tostao al oeste de Barquisimeto, y según la versión oficial les dispararon desde la vivienda generándose un presunto enfrentamiento en el que murieron tres personas. Se trataban de: Luis Emigdio Perdomo Villegas, conocido como “El Viejo Yandel”, Harold Enrique García Yoleaney y una tercera persona que no ha sido identificada, a ellos se les incautó tres revólveres calibre 38 con el que supuestamente hicieron frente a la comisión.

Foto cortesía

Dentro de la vivienda los funcionarios localizaron además una familia, se trataba de un hombre, una mujer y un niño de 8 años de edad, quienes según su testimonio tenían dos días secuestrados en su propia vivienda por estos tres hombres.

Amaneciendo ese mismo viernes en el sector Pueblo Nuevo de Quíbor, funcionarios del CICPC iban tras la pista de tres hombres más de la banda de “Santanita”, se generó un intercambio de disparos y un funcionario de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) resultó herido, los delincuentes se escaparon, pero pudieron apreciar que uno fue herido.

Foto cortesía

Usaban el uniforme para movilizarse

Sin parar con el trabajo; los petejotas localizaron a las personas que “rescatarían” a los enviados por “Santanita” se trataban de dos militares del Ejército y una mujer, ellos precisamente usaban su uniforme para evadir las alcabalas entre estados y municipios. Serían las mismas personas que semanas antes habían trasladado a todos hasta Lara y ahora les tocaba sacarlos de la región.

Foto cortesía

Enderson Yojel y Yeferson Yohel Castillo Árcala, ambos hermanos, sargentos del Ejército y adscritos a Fuerte Tiuna eran los encargados de mover a esta gente, además habían movilizado hasta el propio “Santanita” según se detalla de la información del CICPC. Ellos fueron detenidos junto a Rangely Andreina León Durán, detenidos en la vía Guadalupe del municipio Jiménez, momento en que iban a Pueblo Nuevo por las tres personas que se encontraban en esa zona y con las que también se enfrentaron.

Los hermanos y la mujer se movilizaban en dos vehículos un Chevrolet Aveo Rojo y un Mitsubishi Lancer gris.

Último caído

Los efectivos del CICPC sabían que al menos dos personas les faltaban y el sábado 25 de julio ubicaron a uno en pleno sector La Ermita de Quíbor se trataba de  Juan Carlos González Mendoza, de 33 años de edad, conocido como “El Momi”, el presuntamente se enfrentó ante los uniformados con una pistola calibre 9 milímetros la cual fue incautada.

Foto Karina Peraza

Douglas Rico, director general del CICPC, manifestó que con esta operación se ha desmantelado de forma parcial la banda de “Santanita” y continúan tras la pista de este sujeto.

CACTUS24 28-07-20