Chile ha concedido 2.131 visas de responsabilidad democrática a venezolanos y dos visas de turismo a haitianos al cumplirse un mes desde la entrada en vigor de los requisitos especiales a ciudadanos de esos países que deseen establecerse en la nación austral.

Así lo informó hoy el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, al hacer un balance de los cambios al sistema de inmigración presentados en abril por el presidente Sebastián Piñera, reseña EFE.

De forma paralela se puso en marcha un proceso de regularización de la residencia para inmigrantes que hayan llegado a Chile de forma irregular, en el que hasta el momento se han inscrito unas 100.000 personas, según datos oficiales.

Los venezolanos y haitianos deben gestionar los visados respectivos en sus propios países, y el canciller Ampuero precisó hoy que en el caso de los venezolanos, 1.510 visados han sido entregados por el consulado de Chile en Caracas y 621 por el consulado en Puerto Ordaz.

Según el jefe de la diplomacia chilena, se trata de una cifra relevante, pues a modo de comparación, en el mismo período todos los consulados de Chile en Suramérica, con excepción de los existentes en Venezuela, han entregado en conjunto 66 visas de residencia temporal.

Además, los consulados en Venezuela han descartado 971 visados, por haber sido ingresadas las solicitudes sin todos los antecedentes solicitados, y se han rechazado 151 solicitudes, por no cumplir con los requisitos para obtener la visa.

A las solicitudes ya tramitadas se deben sumar otras 26.683 que han sido presentadas en los consulados y cuya revisión está en tramitación.

La cifra, dijo el canciller Ampuero a periodistas, incluye solicitudes realizadas de manera incorrecta, incompleta e incluso duplicada, agrega la agencia de noticias EFE.

“Hemos hecho bien las cosas, de forma ordenada y ese es el mensaje que quiero transmitir al país. Estamos exigiendo los documentos que corresponden y aplicando la ley, pero teniendo en el corazón una cosa muy central”, dijo.

“Chile es un país abierto a la inmigración, pero es un país que también quiere que las cosas se hagan de acuerdo a nuestras leyes. En ese sentido estamos actuando”, concluyó.

Foto: EFE