Caso de canibalismo impacta en Austria: la descuartizó y congeló sus restos para comerlos en el futuro

La policía de Austria arrestó a un austriaco acusado de asesinar y descuartizar a una prostituta eslovaca.

Las partes del cuerpo de la mujer fueron hallados en la casa de Alfred U., de 63 años de edad, quien confesó que las guardó para comerlas en el futuro.

“Tenía la intención de probarla en una fecha posterior”, dijo el caníbal a las autoridades.

Además, el hombre contó a la policía austríaca cómo realizó el crimen. Primero cortó el cuerpo en pedazos con un cuchillo y una sierra en la bañera de su casa en Viena, luego trituró las entrañas para hacerlas pequeñas y las metió a un congelador. Una vez destrozó el cuerpo, el criminal llevó las partes a su choza en el lago Neusiedl, donde arrojó las partes al lago quedándose solo con las entrañas.

Harald Brenner, investigador de la policía, señaló que el asesino trató de dar una falsa pista para ocultar su crimen. Cuando las autoridades encontraron rastros del ADN que lo vinculaban al crimen, el austriaco realizó su confesión.

Alfred U. contó que conoció a su víctima en una estación ferroviaria de Viena. Él y la mujer fueron a su casa para mantener relaciones sexuales, y confesó que no esperaba asesinarla, pero al experimentar el rechazo de la mujer a sus peticiones y al ver que esta comenzó a gritar la asesinó. “No pude soportar esos gritos, tuve que estrangularla para silenciarla”, añadió.

El expediente del criminal dice que pasó 32 años en prisión y que fue liberado en 2016 luego de que dos psiquiatras lo consideraran inofensivo. “No soy una mala persona. Solo quería que las mujeres me amaran, pero no me trataron bien”, agregó.

 

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.