El instituto checo de derechos humanos CASLA, institución que ha presentado varias denuncias por torturas contra el Gobierno venezolano ante la Corte Penal Internacional, alertó sobre un “recrudecimiento de la represión sistemática” en Venezuela.

Tamara Sujú, directora del CASLA, denunció detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones forzadas en los últimos días.

“El régimen ha iniciado una férrea persecución contra miembros activos de las Fuerzas Armadas y de su entorno familiar y de amistad, que suman hoy más de 40 personas detenidas y por lo menos cuatro civiles desaparecidos”, sostuvo el instituto.

Cactus24 (29-05-2018)