Casa del Educador en Coro, una potencial guarida de ladrones

Hace más de 20 días una enorme palmera que se encontraba sembrada en el perímetro de la Casa del Educador, específicamente cerca de la entrada de dicha instancia ubicada en la ciudad de Coro, cayó lo que causó daños materiales.

Blom

 

Tras su caída reciente, parte del personal que allí labora informó a Cactus24 que previo al incidente notificaron a bomberos municipales y Protección Civil el peligro inminente que germinaba de esa palmera, ya que su mal estado físico era público y notorio.

No obstante, los organismos de rescate hicieron caso omiso, aún después de su desplome.

Este viernes el mismo personal nuevamente hizo extensivo el llamado a los cuerpos de rescate a brindar apoyo para cortar y retirar la palmera caída.

“Esta situación genera problemas no solo a nosotros en nuestra institución, sino también a los transeúntes y conductores por acá pasan porque parte de la mata cayó en la calle. Pedimos a los organismos correspondientes atender este caso lo más pronto posible”, dijo Beatriz Salón, bibliotecaria.

SALON

Glennis Medina, obrera encargada de la Casa del Educador, refirió que el peligro no para allí. Vecinos le  han informado que luego de varios robos recientes en la zona, los ladrones se esconden entre los restos de la gran palma caída.

“Ahora esto se está convirtiendo en una guarida más de malandros y es un peligro para todos. A la Gobernadora, al alcalde a quien sea que vean que esto es una necesidad también”, precisó la ciudadana.

MEDINA

 

Cactus24 (08/07/2016).